La sorpresa invadió al fútbol español al conocer la programación del Real Madrid-Barcelona de este sábado. La Liga decidió poner el partido más importante en un horario nada convencional. El 'Clásico', que se disputará en el Santiago Bernabéu, se jugará a partir de las 13 hora local. Resulta extraño, pero hay razones para que el duelo entre madridistas y culés sea disputado a esa hora: las potenciales audiencias en tierras asiáticas. Al momento del puntapié inicial en el campo de juego del Real Madrid serán las 20 de Pekín, capital de China, donde Cristiano Ronaldo y Lionel Messi son ídolos y el fútbol español quiere aprovecharlo. La Liga pronostica unos 650 millones de espectadores de TV, es decir, un décimo de la población mundial. (Lea también: Neymar quiere hacer historia eliminando al Real Madrid en Champions) El horario de mediodía tiene por objetivo captar también al público en Indonesia (comenzará a las 19 en Djakarta) y en India (a las 17.30 en Nueva Delhi). "Queremos ofrecer a nuestros aficionados en Asia la oportunidad de ver el duelo entre el Real Madrid y el Barcelona en un horario adaptado a ellos. China y otros países emergentes tienen unas clases medias que cada vez tienen más poder adquisitivo, por consiguiente están en condiciones de gastar más. Y a través del fútbol, van entrando unas serie de marcas", declaró Joris Evers, director de comunicación mundial de la Liga española, en diálogo con AFP. Por AFP