Cargando contenido

Foto Referencial Ingimage





Martha Dillon, periodista y activista argentina del Movimiento "Ni Una Menos", hizo un análisis de la situación personal y jurídica de Edwin Cardona y Wilmar Barrios, jugadores de fútbol y dos colombianos envueltos en un escándalo de violencia de género en Argentina.

En ese sentido y durante un diálogo con RCN Radio, Dillon explicó que "éste tipo de situaciones no son casos aislados y más cuando de trata de violencia de genero que involucra a jugadores de fútbol, quienes son vistos como personas con mucho poder adquisitivo porque inician en el deporte a edades muy jóvenes", manifiesta.

Bajo ese entendido, la activista argentina afirma que "los jugadores de fútbol suelen ser vistos como ídolos a raíz del dinero que ganan y que es un elemento que atrae a las mujeres, sin embargo y cuando se trata de denuncias por violencia de género, la movilización de las mujeres ha logrado que la justicia las escuche en casos de abuso sexual o agresión física. Palabras que se tienen en cuenta para casos jurídicos que en algunos casos han logrado condenas penales, y en otros, sanciones morales", indicó.

Abogado de Cardona y Barrios descarta la detención de los colombianos


Para Martha Dillon "la misma sociedad ha creado un estereotipo machista en américa latina, pero en el deporte la situación es más grave cuando las instituciones promueven el fenómeno. La violencia de género no es parte de una fiesta, sino que es una acción concreta en contra de la mujer, para el caso de los dos jugadores colombianos, se deben imponer sanciones sociales y deportivas", afirmó.

Según indica la periodista, "en Argentina tenemos al menos unos 30 nombres de jugadores de fútbol que han cometido acciones por violencia de genero, y esto no se trata de acusar por nombre o apellido a cualquier persona, sino de una situación que de puede remediar y que los clubes pueden aportar por cambiar este tipo de circunstancias".

Finalmente, Martha Dillon advirtió que aunque los jugadores colombianos no abusaron sexualmente de las dos mujeres, si hubo una agresión física, y por ello tiene que haber una sanción deportiva y ejemplarizante por parte del club de fútbol, para que no se repitan estas situaciones".