Cargando contenido

El experimento le falló a Queiroz, la Selección Colombia no hizo goles y se trajo una goleada del segundo partido.

Colombia - Argelia
Colombia - Argelia
AFP

El experimento de Carlos Queiroz en una nueva serie de partidos amistosos al frente de la Selección Colombia, falló. La idea del entrenador portugués, quien dejó afuera de la convocatoria a dos de los referentes del equipo, como lo son Falcao García y James Rodríguez, no favoreció a su idea de juego, pues en los dos partidos disputados en territorio español y francés, respectivamente, no hubo poder ofensivo, alternativas en el juego cuando los partidos se cerraron, ni tampoco ideas o variantes al momento de remontar.  

Un nuevo empate contra Chile y una dolorosa derrota contra Argelia, generan cuestionamientos respecto a la presencia de algunos jugadores en el equipo y exigen cambios pensando más en las Eliminatorias que en los próximos encuentros que disputará la Selección.  

Arquero y defensores

Poco pudo hacer David Ospina para impedir los goles argelinos. Tres remates de media distancia, uno de los cuales fue desviado por un defensor, se convirtieron en los tantos de los africanos, quienes, se sabía, tenían un gran poder en ese sentido y a quienes tanto la defensa como el mediocampo colombiano, les permitió tener espacios al borde del área para que probaran de esta manera.  

Lea además: Dos ciclistas colombianos lideran el ránking UCI de paraciclismo

En cuanto a la defensa, la situación volvió a ser la misma: centrales sólidos que se vieron bien contra Chile y no tuvieron un buen partido contra Argelia, a los que se sumaron laterales que, más allá de algunos centros y un par de salidas, no aportan demasiado en ataque. Mojica, quien tuvo su primer llamado del ciclo Queiroz, lanza bien los centros y eso es importante, pero debe también estar atento a su regreso.  

Hay que seguir trabajando en los laterales y en la consolidación de jugadores que puedan ser útiles cuando el equipo está volcado al ataque, pero que también aporten en defensa, eje fundamental de la posición.  

 

Mediocampo

Tras un buen partido frente a Chile, Yairo Moreno quedó en deuda frente a Argelia. El volante bajó su nivel y no se le vio la misma chispa que frente a los australes, no tuvo la misma figuración en el ataque y ese cambio de ritmo importante que demostró en el primer partido, teniendo siempre la tranquilidad, en el juego frente a ‘La Roja’, de tener a Barrios a su lado o como respaldo.  

Algo parecido sucedió con Cuadrado, quien está cumpliendo labores más tácticas, ha dejado de aportar esa fuerza en ataque y aunque cumple con su función, lució muchísimo mejor contra Chile que contra el rival africano, que supo cómo detener cada uno de sus pasos al frente en búsqueda de llegar al área contraria.  

Mateus no pudo cumplir su rol y suele perderse cuando el partido necesita ideas claras y talento. La ausencia de James lo perjudica, pues no encuentra socios y esto termina de hacerse evidente cuando tiene a su lado a jugadores como Lerma a los que les falta mayor adaptación a este tipo de juego.  

Lo de Barrios suele ser bueno y aunque contra Argelia entró como ‘salvavidas’, poco pudo hacer para cambiar el rumbo del juego. En su lugar, Lerma, no cumplió con lo que se esperaba y le falta demostrar eso que lo ha hecho ser figura de su equipo en la Premier.  

Se sintió la falta de un armador y aunque la idea del entrenador es clara, pues no conforma la Selección para que juegue con base en ese número diez, la falta de ideas se hace evidente en partidos como el de Argelia, cuando los caminos son escasos. En ese sentido, vale la pena destacar que James Rodríguez también aporta con el remate desde media distancia y las pelotas de costado.   

Delanteros

Poco es lo destacable en ataque del partido frente a Argelia, pues las oportunidades fueron nulas, no hubo posibilidades claras fuera de un buen cabezazo y un remate de media distancia que exigieron al arquero rival.  

Frente a Chile, Muriel apareció un poco más, Cuadrado tuvo más espacios y en los pocos minutos que tuvo Duván se logró imponer condiciones, situación que cambia cuando es Morelos quien llega al área y no logra controlar de la mejor manera su ansiedad al momento de definir.  

Luis Díaz, quien tuvo poco tiempo, no pudo mostrar su característico desequilibrio, más allá de una jugada individual que no concluyó bien.  

La Selección ha encontrado un goleador innato en Duván Zapata, pero en ausencia de él y Falcao, la definición sigue siendo un problema para todo el equipo, que no encuentra cómo vulnerar la defensa rival, generar posibilidades y concluir el juego colectivo que se arma. 

Fuente

Antena 2

Encuentre más contenidos

Fin del contenido