En el partido de vuelta de la semifinales de Copa del Rey entre el Barcelona y  Valencia, el jugador colombiano Yerry Mina debutó con el equipo culé en el juego que les daría el pase a la final para enfrentarse al Sevilla.

En el minuto 82 del partido, Piqué debió salir de la cancha la presentar algunas molestias físicas, que ha venido  presentando desde el juego ante el  Espanyol. Esta fue la oportunidad para el colombiano de llevar a cabo lo que sería su debut con el Barcelona. 

Después de su primicia en la cancha, Mina ofreció sus primeras declaraciones, en las que aseguró sentirse agradecido con Dios por las oportunidades que le está dando. "Estoy muy feliz por estos momentos que estoy viviendo, por debutar y por pasar a una gran final. Estoy agradecido por darme la oportunidad de estar aquí".

Al preguntarle cómo se sintió al ser llamado por el cuerpo técnico del equipo para que saliera a jugar, el caucano manifestó que fue un momento inolvidable. "Fue emocionante porque no había salido ni a calentar.  Fue espectacular, estos momentos nunca se olvidan. Cuando entré al terreno de juego, que toqué la primera bola, tenía esa confianza porque mis compañeros me han arropado muy bien".

En cuanto a su adaptación en el equipo, el defensa central explicó que consiste en ir paso a paso y trabajar fuerte. "Me siento muy bien, y sigo esperando para poco a poco ir aportando mi granito de arena".

El partido terminó 2-0 gracias a los goles del brasileño Coutinho al minuto 49 del juego, logrando su primera anotación con el el equipo catalán, y de Rakitic al 81 en una gran habilitación del delantero Luis Suárez quien pudo pasar una pelota y marcar el segundo tanto del juego, para sellar la serie 3-0 a favor y ahora pensar en la final del torneo local.