Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

agenciaefe
Atlético de Madrid, Luis Suárez, Liga española
Atlético de Madrid, Luis Suárez, Liga española.
aAFP

El gesto de Luis Suárez, el delantero del Atlético de Madrid, simulando una llamada de teléfono cuando marcó el 2-0 al Barcelona no iba dirigido para Ronald Koeman, técnico del conjunto azulgrana, según declaró el delantero, sino para "la gente que sabe que tengo el mismo número" y que está "usando el teléfono".

"No. Para nada. Si se lo quiere tomar a pecho...", contestó el atacante en declaraciones a 'Movistar' cuando fue interrogado por si su gesto iba a dirigido al entrenador que prescindió de él hace un año. "Había quedado con mis hijos en tono broma que iba a hacer eso", añadió el delantero uruguayo, autor del 2-0 al borde del descanso.

Vea también: [Video] Furiosa celebración de Luis Suárez: mensaje a Koeman y perdón al Barcelona

El uruguayo explicó este sábado que ya tenía pensado pedir perdón si marcaba un gol al Barcelona (2-0), como ocurrió, por "el respeto, por el cariño y por ser un culé más", según declaró al término del partido, del que salió aclamado; una "satisfacción y un orgullo".

"Ya sabía (que iba a pedir disculpas por el gol), por el respeto, por el cariño, por ser un culé más, por la trayectoria que hice en el Barcelona, por el momento que están pasando los compañeros y el hincha, que es difícil. Por respeto", afirmó a 'Movistar'.

Le puede interesar: Atlético de Madrid tampoco tuvo contemplación con un débil Barcelona

"Estoy contento por la victoria del equipo, que es lo que queremos defendiendo la camiseta del Atlético de Madrid. Siempre es importante ganar. Obviamente, el rival de enfrente es especial", apuntó Luis Suárez, con la "satisfacción y el orgullo" de ser aclamado por sus aficionados, a los que transmitió que trabajará "duro y fuerte para tener" al equipo en lo más alto.

Entre él, Joao Félix y Lemar surgieron los dos goles del Atlético. "Cuando tienes jugadores de calidad que están a buen nivel y marcan las diferencias te sientes mucho más cómodo. El entrenador lo tiene difícil a la hora de decidir, hay que aceptar a quién le toca jugar, no es fácil decidir con la calidad que tienen todos. Hoy le tocó a Lemar y Joao e hicieron un partido perfecto", aseguró.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.