Cargando contenido

El equipo de Guardiola consiguió un resultado importante en busca de seguir segundo de la tabla.

Jugadores del Manchester City
Jugadores del Manchester City celebrando un gol.
AFP

Manchester City derrotó 1-0 al Leicester en condición de visitante con gol de Gabriel Jesús, en un juego muy complicado donde casi no pasa del cero. El tanto del brasileño llegó al minuto 80 del compromiso, momento donde los nervios eran más fuertes para el equipo ciudadano, que no le ha ido como esperaba en estos primeros meses de 2020.

Más allá del enfrentamiento continental la victoria sirve al City para asentarse en la tabla como segundo clasificado. Aleja ahora en siete puntos al Leicester, tercero en la tabla y que acumula ya tres partidos sin ganar. El campeón, no obstante, está a diecinueve puntos del liderato que ostenta el Liverpool, que tiene pendiente su partido de la vigésima séptima sesión.

Mire acá: Guardiola respalda al Manchester City tras sanción impuesta por la UEFA

No hizo reservas en su once Pep Guardiola a pesar de la cita del miércoles contra el Real Madrid. Solo cuenta con las bajas del alemán Leroy Sané y de Raheem Sterling el técnico español, que dejó a David Silva, tocado tras el duelo contra el West Ham, entre los suplentes.

La amenaza inicial del Leicester, asentado en la tercera plaza pero lejos del gran nivel ofrecido en la primera mitad de curso, fue un simple amago. El dominio pasó al cuadro visitante después de que Jamie Vardy rematara al poste izquierdo a los ocho minutos.

El Manchester City acentuó su dominio tras el descanso. A la hora de partido tuvo el equipo de Guardiola su mejor ocasión cuando un disparo de Ikay Gundogan dio en una mano de Dennis Praet, dentro del área y fue, advertida por el VAR. Lanzó el penalti Sergio Agüero y detuvo Schmaichel.

El argentino tuvo otra buena ocasión después pero volvió a encontrarse con la respuesta del portero local, de lejos el mejor de su equipo.

Puede ver: Osorio resaltó el juego de Nacional y recordó lo que hacía cuando estaba en el City

Pep Guardiola optó por retirar a Sergio Agüego en el cuarto de hora final y dio entrada al brasileño Gabriel Jesús. El cambio surtió efecto enseguida. Solo necesitó el atacante tres minutos. Ryad Mahrez, en la media luna y rodeado de contrarios, envió la pelota a Gabriel Jesús, que encaró en solitario a Schmaichel y llevó el balón a la red.

Ahora, el City se concentrará el ciento por ciento para lo que será el juego del próximo miércoles ante el Real Madrid por la ida de los octavos de final de la UEFA Champions League. Este duelo será de vital importancia porque puede definir el futuro del técnico Guardiola en el banco del conjunto inglés; si llegase a quedar eliminado, su salida de la institución sería una posibilidad que contemplaría la dirigencia.

Fuente

Antena 2 - EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido