Cargando contenido

Este es uno de los partidos más esperados de los octavos de final del torneo internacional ya que enfrenta al vigente campeón de la Champions y a uno de los grandes favoritos en esta edición.

Estadio Santiago Bernabéu
Foto de AFP

Más de 1.800 efectivos de la policía se desplegarán en el partido que disputarán mañana el Real Madrid y el París Saint Germain en el Santiago Bernabéu, para el que se prevé la llegada de unos 4.000 seguidores galos que en su mayoría no se consideran violentos.

El dispositivo estará integrado por efectivos de Policía Municipal, Samur, Protección Civil, Cruz Roja y sobre todo de Policía Nacional, de unidades como Intervención Policial (antidisturbios), Prevención y Reacción (UPR), Guías Caninos y Caballería.

Estas tres últimas han recibido hoy la visita, en sus instalaciones de la casa de Campo, de la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, ante la que los agentes a caballo han hecho una vistosa demostración sobre cómo trabajan para garantizar la seguridad en eventos como el de mañana.

Se trata de un encuentro declarado de alto riesgo para el que se prevé un lleno absoluto en el campo y en el que la Policía, como hace habitualmente, vigilará tanto el interior del campo como los desplazamientos de los seguidores franceses por la capital.

La Policía y la Delegación recomiendan llegar temprano al partido y no portar elementos prohibidos que serán retirados en los controles, para facilitar la labor policial.

La delegada ha subrayado la figura de los coordinadores de seguridad de estos partidos -13 de Policía Nacional y tres de Guardia Civil-, que durante el último año han coordinado los dispositivos en unos 300 encuentros a los que asistieron 4,6 millones de personas "casi sin incidentes", ya que solo se levantaron 250 actas por infracciones.

Preguntada por la peligrosidad de los ultras del PSG y la posibilidad de que algunos sean violentos ha dicho que la Policía tomará las medidas necesarias para que estén controlados, sin dar detalles por seguridad. Fuentes policiales han precisado que la mayoría no se consideran violentos.

En el encuentro de mañana también se tomarán las medidas de seguridad referidas al nivel de alerta antiterrorista 4, reforzado tras los atentados de Barcelona, que se llevan a cabo desde hace tiempo.

Este es uno de los partidos más esperados de los octavos de final del torneo internacional ya que enfrenta al vigente campeón de la Champions y a uno de los grandes favoritos en esta edición, tras la llegada el pasado mercado de verano de jugadores como Neymar y Mbappé, considerados dos de las promesas del fútbol mundial.  

 

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido