Cargando contenido

El delantero colombiano asistió al portugués Ronny Lopes en el único gol del equipo del Principado.

Falcao
Falcao García fue titular y capitán con Mónaco.
AFP

Mónaco (2º) empató 1-1 en su visita a Rennes (5º), este miércoles en partido aplazado de la 31ª jornada del campeonato francés, con un gol del portugués Ronny Lopes, servido por su capitán, el colombiano Radamel Falcao.

Con este resultado el equipo del Principado permite que el Marsella (3º) se sitúe a 5 puntos tras ganar el sábado al Dijon (11º) por 3-1. 

Con 67 puntos, Mónaco sigue segundo a 16 del París SG, líder destacadísimo, mientras que el Marsella le recorta dos unidades en la carrera por ocupar el segundo puesto, que asegura jugar la fase de grupos de la Liga de Campeones.

Rennes dio un paso importante en su objetivo de volver a las competiciones europeas al subir al quinto puesto con 46 puntos, superando por uno al Montpellier (6º).

Joris Gnagnon (minuto 20) abrió el marcador para el Rennes y Ronny Lopes (29) igualó para el Mónaco.

Cuatro días después de ser barrido (3-0) en la final de la Copa de la Liga por el París SG, Mónaco sufrió ante un equipo local confiado y capaz de poner contra las cuerdas al vigente campeón francés.

Además el Rennes lamentará en los próximos días el cabezazo desviado de Adrien Hunou, solo ante la portería vacía, en el tiempo de descuento.

El técnico del Mónaco, el portugués Leonardo Jardim, decidió alinear prácticamente su once de gala, con Falcao y el montenegrino Stevan Jovetic en punta, apoyados por Rony Lopes y el internacional francés Thomas Lemar.

Racha de imbatibilidad

Pero Rennes, con un poderoso centro del campo, se hizo rápido con las riendas del partido. Su técnico Sabri Lamouchi decidió prescindir del delantero centro Diafra Sakho para dar entrada al medio James Lea-Siliki, asociado en el corazón del juego con Sanjin Prcic y Benjamin André, mientras que Benjamin Bourigeaud e Ismaïla Sarr se ocuparon de las bandas.

Sin mostrarse muy peligrosos, los bretones abrieron el marcador en su primera gran ocasión, cuando Gnagnon remató solo en el segundo palo en una jugada en la que el arquero croata Danijel Subasic no supo imponerse.

El Rennes se mostró de nuevo peligroso en un gran disparo de Prcic, desviado esta vez por Subasic cuando se iba a la escuadra (25), justo antes de que un cabezazo de Gnagnon rozara el larguero (26). Cerca del descanso André disparó pegado a un poste (44).

Pero Mónaco demostró porqué está invicto desde la 15ª jornada: La calidad técnica y el potencial ofensivo de un equipo al que no le hace falta gran cosa para marcar.

Una aceleración de Lemar en el centro del campo, un relevo del brasileño Fabinho, que encontró a Falcao y el colombiano dejó a Lopes, que marcó con un tiro cruzado a la media hora de juego.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido