Cargando contenido

Foto: AFP


Mónaco no tuvo su mejor presentación, pero consiguió los tres puntos para no perder de vista la punta de la Ligue 1. Falcao jugó los 90 minutos y aunque no anotó fue fundamental para liderar a su equipo a la remontada.


Garra, entereza y mucho coraje, fueron los ingredientes que llevaron a los monegascos al triunfo.


Fueron pocas las opciones de gol que tuvo Falcao ante Troyes. Una de las más claras del colombiano fue en el primer tiempo cuando Rony López robó un balón en la salida del Troyes y habilitó a Falcao para que abriera el marcador. Sin embargo, el colombiano, al enfrentarse con el arquero Samassa, sintió un toque en su pierna y cayó en el área, pero el árbitro no pitó penalti a su favor.


Troyes no se quedó de brazos cruzados y se adelantaron en el marcador gracias a un error de Subasic, quien dejó el balón en juego tras un fácil remate, Suk Hyun-Jun anotó el 0-1 parcial.


Subassic repitió error en el inicio del segundo tiempo y Troyes volvió a aprovechar para aumentar la ventaja 2-0. El arquero intentó despejar, pero su remate salió directo al cuerpo de Suk Hyun-Jun, que una vez definió bajo los tres palos sin arquero.


Mónaco no se rindió y con más corazón que fútbol buscaron el arco insistentemente hasta encontrar los goles. El liderazgo del 'Tigre' dentro del terreno de juego fue fundamental para encontrar los goles: autogol de Deplagne y doblete de Guido Carillo en los últimos cinco minutos del partido para definir el encuentro 3-2.


Por: Antena 2