Cargando contenido

La liga ya tiene retenido el 10 por ciento de los salarios de los jugadores.

.

All Star Game de la NBA 2019
All Star Game de la NBA 2019.
AFP

Al menos el 25 por ciento del salario de los jugadores del baloncesto profesional norteamericano será reducido a partir del próximo 15 de mayo, según se conoció este viernes por el plan de sueldos que preparan tanto la liga como el sindicato de la NBA.

Sin embargo, los cheques que los jugadores recibirán el próximo 1 de mayo llegarán sin reducción.

Aunque la liga no ha dado a conocer el contenido final del plan, fuentes periodísticas aseguraron que el mismo tiene como objetivo una reducción gradual de los salarios de los jugadores antes de acogerse el convenio laboral que permite a la liga no pagar por causa mayor como una pandemia.

Lea también:  Jefe de Rigo Urán negocia reducción de salarios y lanza advertencia al Tour de Francia

Lo anterior se tendría que adoptar si a partir de mayo se promulga la cancelación de los partidos de la temporada regular.

Esto permitiría a la liga establecer una cuenta de depósito en garantía de devolver a los jugadores en caso de que se pueda completar la temporada regular, de la que faltan por disputarse 259 partidos.

Pelo de Biblia, ajo y otros falsos remedios

De lo contrario, los equipos mantendrían un porcentaje del dinero basado en la cancelación de los partidos, que se calcula es de más de dos millones de dólares por encuentro.

La retención de salario evitaría un escenario en el que los jugadores pudieran pasar varios períodos de pago sin salario, si la NBA cancelara la mayoría o todos los partidos restantes de la temporada regular.

Lea también: Buffon se hace eterno en el arco de Juventus y renovará su contrato un año más

De acuerdo al plan elaborado por la NBA y el sindicato, ambas partes distribuirán las deducciones salariales en los primeros cuatro períodos de pago, hasta noviembre y diciembre, de la temporada 2020-2021.

La NBA no tiene planes inmediatos de anunciar la cancelación de ningún partido de temporada regular, y el sindicato ha informado a sus asociados que no será hasta el próximo 15 de junio cuando los jugadores sepan si los partidos se cancelan.

De acuerdo al convenio colectivo, los jugadores pierden un 1% por ciento del salario por cada partido cancelado, según la disposición de fuerza mayor que cubre varias circunstancias catastróficas, incluidas epidemias y pandemias.

Una vez que se diese la cancelación de partidos, la fuerza mayor se activa automáticamente bajo el actual acuerdo colectivo que está en vigor dentro de la NBA.

El uso de la fuerza mayor protege aún más contra una gran caída en el tope salarial y el impuesto de lujo para la próxima temporada.

La fuerza mayor es un mecanismo más para que la NBA haga que la fórmula financiera funcione para entregar a los jugadores la participación acordada del 51 por ciento de los ingresos con los dueños.

La liga ya tiene retenido el 10 por ciento de los salarios de los jugadores.

Le puede interesar: AMLO llama a médicos mayores de 60 años a reforzar sistema de salud

La disminución significativa en los ingresos daría como resultado que los 380 millones proyectados de depósito en garantía regresen a los 30 equipos de la NBA después de la temporada.

Si la cantidad de pérdida de ingresos proyectada sin la aplicación de la fuerza mayor excediera la actual de la retención disponible para los equipos, la NBA necesitaría otros medios para compensar la pérdida.

En el caso de que los salarios disminuyan como resultado de los partidos perdidos hasta el punto de que haya una escasez en el istema de retención, el 10 por ciento% retenido actualmente probablemente se devolvería a los jugadores.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido