Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Nick Kyrgios
Nick Kyrgios
AFP

El australiano Nick Kyrgios acabó un partido lleno de suspenso, el más largo de su carrera, contra el ruso Karen Khachanov (16) al que venció por 6-2, 7-6(5), 6-7(6), 6-7(7) y 7-6 (8), para fijar uno de los duelos más esperados en este Abierto de Australia, el que enfrentará en octavos de final contra el español Rafael Nadal, este lunes en la Rod Laver Arena.

Puede ver: Nadal criticó las condiciones en las que se juega el Abierto de Australia

“Rafa es un jugador increíble, aunque solo estoy pensando en mis piernas y en comer algo para ser sincero. Él es un campeón y espero dar todo lo que esté a mi alcance. Lo que más me preocupa ahora es recuperarme bien”, comentó Kyrgios tras vencer a Khachanov en cuatro horas y 26 minutos, casi exhausto y recordando los problemas que tuvo para doblegar al ruso, en un duelo en el que tuvo que ser asistido por problemas en sus piernas y en la mano derecha.

Antes, Nadal había explicado en rueda de prensa, tras su aplastante victoria ante su compatriota Pablo Carreño (6-1, 6-2 y 6-4 en una hora y 38 minutos) que “Kyrgios es un tenista con un gran talento y uno de los mejores servicios del mundo”, así como que "dispone de una variedad en su tenis al alcance de muy pocos".

El de Canberra, único "aussie" que se mantiene en el cuadro, ya conoce lo que es vencer al actual número uno mundial en un Grand Slam, después de sorprenderle en Wimbledon 2014 cuando contaba tan sólo 19 años, aunque el español cuenta con un 4-3 favorable en los enfrentamientos directos.

La última vez que se vieron las caras fue precisamente en el ‘major’ británico el pasado año, cuando Nadal pudo tomarse la revancha tras imponerse por un apretado 6-3, 3-6, 7-6(5) y 7-6(3).

Mire acá: Nadal busca su segundo Abierto de Australia: "Es un buen debut"

El australiano, sin embargo, cuenta con un balance a su favor en los partidos que disputaron sobre superficie dura, pues Kyrgios se llevó la victoria tanto en Cincinnati (2017) como en Acapulco (2019); mientras que Nadal se impuso en la final de Pekín en 2017.

Contra Khachanov, Kyrgiois volvió a hacer gala de un extenso repertorio de filigranas y golpes imposibles. Logró 33 saques directos, pero le costó cerrar el encuentro, después de disponer de dos bolas de partido, en el tercer y cuarto set, para jugársela en el súper desempate del quinto, donde el público le llevó en volandas.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.