Cargando contenido

Christopher Froome, campeón de la Vuelta a España. Foto: AFP



El director del Giro de Italia, Mauro Vegni, pidió que el caso Chris Froome, sospechoso de dopaje tras un control anómalo por salbutamol durante la pasada Vuelta a España, se resuelva antes del inicio de la próxima ronda italiana, en la que el cuádruple ganador del Tour tiene anunciada su presencia. (Froome dio positivo en control de dopaje de la Vuelta a España 2017)

En declaraciones al diario "L'Équipe", Vegni aseguró que espera "con impaciencia" el resultado final y afirmó que no aceptará "una solución de compromiso" como la de 2011. En ese entonces, el Giro aceptó la participación del español Alberto Contador mientras acababa el proceso sobre su positivo por clembuterol en el Tour de 2010.

El español acabó ganando ese año el Giro, aunque su nombre fue borrado del palmarés cuando el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) acabó confirmando el positivo.

"Froome ha sido controlado en septiembre de 2017 y el Giro empieza en mayo de 2018. Las altas instancias tienen 8 meses para encontrar una solución. Quiero pensar que es suficiente. De lo contrario, sería desesperante", asegura Vegni.

En todo caso, el responsable del Giro espera no tener que adoptar una solución similar a la de los organizadores del Tour en 1999, cuando por iniciativa propia descartaron al equipo Festina. (Chris Froome lanzó una advertencia tras dar positivo por salbutamol)

"Espero que no se tenga que llegar a eso. No soy yo quien tiene que impartir justicia (...) Todo está en manos de la UCI", señaló.

Tomado de EFE