Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Organización del Tour explica decisiones tras incidente en la etapa 12

Foto tomada de AFP



El director del Tour de Francia, Christian Prudhomme, explicó hoy que el incidente que tuvo lugar hoy en el Mont Ventoux, que afectó al líder de la general, el británico Chris Froome, se debió a que había menos vallas en los costados por el cambio de meta decidido la víspera.

Los organizadores habían decidido bajar 6 kilómetros la meta de la etapa a causa de las fuertes ráfagas de viento que se esperaban en lo alto del Ventoux.

"No ha habido tiempo a bajar todas las vallas que cubren la carretera y, además, muchas de las que se bajaron se cayeron a causa de ese mismo viento. Por lo tanto, había menos protección", indicó el director del Tour.

A eso se suma que buena parte del público que había decidido subir a la parte alta del Ventoux bajó cuando se supo del recorte de la etapa, lo que hizo que hubiera "una afluencia inusitada de espectadores".

Fue la gran masa de gente lo que provocó que la moto de la televisión se viera obligada a frenar en seco, lo que provocó la caída del australiano Richie Porte, que arrastró a Froome y al holandés Bauke Mollema.

Prudhomme señaló que hay una investigación en curso para determinar exactamente las circunstancias del incidente.

El director del Tour aseguró que la decisión de ajustar los tiempos para limitar la incidencia del accidente en la general la tomaron los comisarios, no los organizadores.

Pero aseguró que "cuando hay circunstancias excepcionales se pueden tomar decisiones excepcionales".

Los comisarios decidieron igualar a Froome y a Porte con el tiempo de Mollema, mientras que a Quintana le contaron el mismo tiempo que al británico Sean Yates.

De esta forma, Froome mantuvo el maillot amarillo, con 47 segundos sobre Yates y 54 con Quintana.

Prudhomme indicó que "se ha aplicado a todos el mismo principio, aunque en proporciones diferentes".

Decisión sobre Christopher Froome en la tabla general


El director del Tour de Francia Christian Prudhomme señaló este jueves que hubo una "situación excepcional" que obligó a tomar una "decisión excepcional", después de que los comisarios de la carrera decidieran devolver el' maillot amarillo' a Chris Froome tras la caótica llegada de la etapa 12 de la carrera.

"La línea de meta fue desplazada en la víspera a causa de la meteorología. No había otra decisión posible debido a que el viento soplaba a 130 km/h al inicio de la tarde. Vi una caravana que había volcado en la cima del Ventoux. Pero no pudimos recolocar todas las barreras", dijo Prudhomme a un grupo de periodistas.

"Otras barreras instaladas cerca de Chalet Reynard (meta) cayeron y nos encontramos con una instalación de barreras inferior a la que tenemos normalmente. Al mismo tiempo, hubo más espectadores, porque los que se habían situado cerca del Ventoux habían descendido. Esto provocó una situación excepcional", continuó.

Durante la parte final de la etapa 12, Froome se fue al suelo tras chocar contra una moto. Primero echó a correr y luego recibió una bicicleta con la que entró en meta. Con los tiempos provisionales Yates tomaba el testigo en la primera plaza, pero los comisarios se la devolvieron al británico.

"Se ha debido a un exceso de espectadores. Lo que yo sé es que una moto de la televisión tuvo que parar porque había otra moto delante. Hay una investigación abierta sobre lo que pasó", añadió.

La decisión de devolver el maillot amarillo del Tour a Froome fue tomada por el jurado de comisarios de la Unión Ciclista Internacional (UCI), la autoridad deportiva de la carrera.

"Es una decisión excepcional que se puede explicar por las circunstancias absolutamente excepcionales", insistió el director.

Prudhomme respondió también a una pregunta sobre los abucheos que se escucharon cuando se anunció la decisión de devolver el maillot amarillo a Froome.

"A menudo tenemos problemas para querer a los campeones dominadores. Tengo el sentimiento de que la situación ha cambiado un poco después de su descenso del alto de Peyresourde y el ataque magistral a la rueda de Sagan (miércoles). El público del ciclismo es formidable, pero hay algunos menos formidables", respondió.

"Hay que respetar las consignas de seguridad y a los corredores", concluyó.

RCN junto con EFE Y AFP