Los 'gunners' se enfrentan ante el Manchester City de Guardiola.

David Ospina
Foto tomada de AFP

El icónico estadio de Wembley acoge la final de la Copa de la Liga, desde las 11:30 de la mañana, hora colombiana, el primer título de la temporada en Inglaterra en juego, entre el Manchester City de Pep Guardiola, que busca su primer trofeo desde su llegada al fútbol anglosajón, y el necesitado Arsenal de Arsene Wenger.

No llegan en su mejor momento ni 'Citizens' ni 'Gunners', ambos tras cosechar sendas derrotas. Más dolorosa fue, sin duda, la de los de Manchester, que se inclinaron ante el modesto Wigan Athletic (1-0) y dijeron adiós a la FA Cup en quinta ronda, y a toda opción de conseguir el ansiado 'cuadruplete'.

Los londinenses, por su parte, que el jueves cayeron ante el Ostersunds (1-2), todavía sueñan con acabar la temporada entre los cuatro primeros, aunque no ocultan que un camino más fácil hacia la próxima Liga de Campeones es conquistar la Liga Europa, donde se miden en la ronda de octavos con un gigante venido a menos: el Milan.

El de hoy es el primer enfrentamiento entre Arsenal y City, quienes se vieron las caras en este mismo escenario en las semifinales de la FA Cup del pasado curso, en una gran final. Los dos únicos partidos previos entre estos dos equipos en Wembley han caído del lado de los 'Gunners', que se impusieron por 3-0 en la Community Shield de 2014 y por 2-1 en las 'semis' de Copa de 2017.

"Perdí una semifinal el año pasado y gané dos finales de Liga de Campeones allí, una como jugador y una como entrenador. Tengo magníficos recuerdos; no sólo, por supuesto, por las victorias, sino por el estadio. Wembley siempre fue especial, el nuevo estadio es precioso", señaló Guardiola en la previa al choque.

"Tenemos que levantar trofeos para darle más valor a lo que hemos hecho. En agosto, cuando empezamos, dijimos lo mismo: seremos juzgados por los títulos que ganemos. No necesitamos ganar títulos para estar felices, pero seremos juzgados por ellos y sabemos que el club los necesita para crecer", dijo el técnico español.

Una vez más, el chileno Claudio Bravo es el encargado de colocarse bajo los tres palos de la portería del City ya que, como ha afirmado Guardiola, "merece jugar la final".

"Estamos aquí por Claudio. Si no hubiera sido por él, no estaríamos en la final. En el partido ante el Wolverhampton nos salvó en tres unos contra unos sólo delante del delantero, y luego en dos tandas de penalti. Merece jugar la final y va a jugar la final. El vestuario es más importante a veces que las finales", sostuvo Pep.

Otras novedades, además de la del chileno, será la presencia en el lateral izquierdo del ucraniano Oleksandr Zinchenko, que ocupará la plaza del sancionado Fabian Delph, y del argentino Nicolás Otamendi en el eje de la zaga.

El punta brasileño Gabriel Jesús podría entrar en la convocatoria y disputar su primer partido desde el pasado 31 de diciembre, cuando sufrió en el campo del Crystal Palace una aparatosa lesión en la rodilla.

En el Arsenal, dos bajas significativas para el duelo de mañana: el mediapunta Henrikh Mkhitaryan y el delantero Alexandre Lacazette, no inscrito el primero al haber jugado ya con el Manchester United este curso en la competición, y lesionado el segundo.

Estarán, sin embargo, el gabonés Pierre-Emerick Aubameyang, fichaje más caro en la historia del conjunto londinense, quien regresará al 'once' tras no poder jugar en la Liga Europa, y el guardameta colombiano David Ospina, el elegido por Wenger para las 'Copas'.

"Tengo dos porteros de clase mundial y ahora mantendré lo que decidí desde el comienzo. Estaba muy claro", explicó el entrenador francés.

El centrocampista galés Aaron Ramsey, renqueante en los últimos días por una dolencias en la ingle, se ha recuperado a tiempo y apunta a estar también de inicio en un equipo experimentado.

"Siempre he utilizado esta competición para dar minutos a los jugadores jóvenes, pero para nosotros es una oportunidad, así que voy a salir con mis futbolistas de siempre. Vamos a Wembley a ganar", señaló Wenger, que podría conseguir la primera Copa de la Liga para el Arsenal desde el año 1993.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido