Foto: AFP

Euclides Mina, padre del jugador del Barcelona de España, Yerry Mina, manifestó su felicidad por la llegada de su hijo a uno de los clubes más importantes del mundo. Considera que se debe celebrar el hecho que en tan solo cinco años de carrera, el defensor lograra que el club 'catalán' se fijara en él.

Yerry Mina es oficialmente nuevo jugador del Barcelona

En diálogo con RCN Radio, Euclides Mina narró que en la noche del pasado miércoles recibió una llamada de su hermano Jair para anunciarle que el traspaso de Yerry del Palmeiras de Brasil al Barcelona estaba hecho. Esa comunicación se presentó minutos antes de viajar a España. Después su hermano, quien funge como representante del jugador, le pasó a su hijo. En ese momento lo felicitó por lograr sus sueños y le deseó toda la suerte en su nuevo paso profesional.

La ardua carrera deportiva de Yerry Mina antes de llegar al Barcelona

El padre del defensor, oriundo de Guachené (Cauca), aseguró que desde pequeño Yerry mostró un gran interés en jugar al fútbol de manera profesional. Por eso se dedicó a prepararse física y mentalmente para enfrentar esta dura carrera. Sin embargo, en un principio quiso ser arquero. Pero debido a sus habilidades para jugar en el mediocampo, sumado a su capacidad física y estatura su entrenador lo convenció de cambiar de posición, en la cual se ha destacado. En Guachené su hijo creó una fundación para devolverle a sus paisanos un poco de lo que le han dado, además incluir a la juventud de su pueblo a las actividades deportivas, con un sentido social sin dejar de lado la parte ambiental, que es uno de los ejes de la fundación.

La historia de Lauro Mosquera, el colombiano que jugó un partido amistoso con el Barça

“Desde el año pasado contamos con más de 200 niños y niñas y esperamos seguir creciendo en torno al número de niños que lleguen para comenzar este año”, aseguró el padre del futbolista. Finalmente, aprovechó la oportunidad para pedirle al Estado colombiano que voltee sus ojos a estas regiones del país donde aparecen tantos talentos, pero que se quedan en el camino por falta de oportunidades.