Foto: Colprensa



El delantero paraguayo, Roberto Ovelar, presentó este miércoles los exámenes médicos ante el club los Millonarios y se espera que en el transcurso de hoy jueves o a más tardar mañana, sea presentado para la próxima temporada como nuevo integrante del plantel bogotano.

Ovelar, quien ha cumplido una excelente campaña desde que llegó hace varias temporadas al Junior de Barranquilla, también llegó a sonar para equipos como Olimpia de Paraguay y Atlético Nacional. 

En días pasados el jugador paraguayo, en diálogo con la emisora ABC Cardinalde Asunción (Paraguay) manifestó que sí tuvo problemas con Teófilo Gutiérrez del Junior de Barranquilla.

Aunque Ovelar no manifestó puntualmente a qué se debió el problema con ‘Teo’, todo indicaría que se refirió al escándalo que tanto ha sonado en Barranquilla sobre un supuesto mensaje sugestivo que el delantero de la Selección Colombia le habría enviado a su esposa, Gladys Ortega.

“Hubo algo, pero quiero entrar en detalles cuando solucione aquí, poder dar una declaración de ese caso, porque sí ha pasado algo y me han ensuciado mucho a mí y a mi familia, entonces en su momento queremos salir a aclarar ese tema”, aseguró Ovelar en diálogo con la emisora radial de Paraguay.

El escándalo que involucra a dos jugadores de Junior y que involucra a la esposa de Ovelar, aún  sigue estando en el boca a boca de toda la comunidad en la capital de Atlántico.

Según se rumora, en las redes sociales y en mensajes de WhatsApp se filtró un audio en el cual una mujer le cuenta a otra que Gladys Ortega, esposa de Ovelar, le reveló a él que Teófilo Gutiérrez le envió un mensaje insinuante.

La misma grabación señala que ante lo acontecido, Ovelar habló con Fuad Char, presidente de Junior, sobre lo acontecido con ‘Teo’, y que finalmente se acordó que sería el jugador ‘guaran풠quien dejaría de lucir la casaca del equipo barranquillero.

Así mismo, se dice que el colombiano negó haber sido él quien envió el mencionado mensaje a la esposa de Ovelar, culpando a su supuesto community manager. Sin embargo, esta acusación fue negada rotundamente por el colaborador del delantero ‘costeño’.