Tras la reunión entre autoridades de la ciudad de Cali y directivas del América, el partido frente al Deportivo Cali el próximo jueves no se jugará con público en el estadio Pascual Guerrero, pese a que el presidente del América Tulio Gómez asegurara que estaba en la búsqueda de un escenario que le permitiera entra público en la tribunas oriental y occidental. El secretario de Seguridad y Justicia de Cali, Juan Pablo Paredes, manifestó que no cree que los tiempos alcancen para que América implemente todo el plan de seguridad que presentaron, por lo que debe primar el bien de la comunidad y no el particular. "Falta que se formalice en un documento el proyecto presentado por América, falta que traigan los contratos, la lista de proveedores y cuánto tiempo se van a tardar en instalar los equipos de control para que el alcalde lo revise y sea él quien de la última palabra, pero por ahora el estadio no se presta para que ingresen los aficionados, la pelota la tiene el América hablando en términos futbolísticos y son ellos los que tienen que agilizar todo el proceso para que nosotros con la misma rapidez podamos tomar una decisión definitiva", explicó Paredes. Cabe recordar que el gobierno local está solicitando el montaje de detector de metales, cámaras de seguridad y la operación de dispositivos biométricos. Por su parte, el presidente del América, Tulio Gómez, sostuvo que están en capacidad de cumplir con las propuestas porque cuentan como aliado a Parquesoft y criticó las acciones de los vándalos que protagonizaron los incidentes por los cuales América fue sancionado y se ha visto perjudicado en instancias decisivas como los cuartos de final y las semifinales de la Liga Águila. "Hay que acabar con los vándalos, o ellos van a acabar con el fútbol, hay que identificarlos y meterlos a la cárcel", dijo el presidente escarlata. Hasta el momento las alcaldías de Bogotá, Ibagué y Pereira manifestaron que no prestarán sus escenarios.