Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Omar Pérez, jugador de Independiente Santa Fe
Omar Pérez, jugador de Independiente Santa Fe.
AFP

Hace un par de semanas, el entrenador uruguayo Gerardo Pelusso anunció que se retiraba de la actividad profesional como director técnico para dedicarse a temas de docencia deportiva y sin duda, uno de los instantes más representativos para él fue el título de Copa Sudamericana que logró con Santa Fe en 2015.

Para hablar de esta conquista, él estuvo en ESPN Colombia y fue inevitable recordar el doloroso episodio que tuvo con Omar Pérez en 2016, donde ambos tuvieron grandes diferencias y esto desembocó en la salida del timonel en pleno curso del campeonato.

Lea también: Dimayor confirmó que Nacional y Cali serán los primeros en volver a entrenamientos

“No me hace sentir incómodo, porque es un hecho que me pasó a mí y le suele pasar a los entrenadores. Es más, yo creo que de todas las situaciones complicadas a las que se enfrenta un entrenador, una de las más complicadas o las más complicada, es cuando 'el crack' del equipo está en el ocaso de su carrera", señaló en primera medida el uruguayo.

“En el tema de Omar, yo no me quiero extender demasiado, pero se acentuó esa situación porque él se lesionó y lo operaron de meniscos. No es que estaba en su plenitud y yo no lo ponía porque no quería ponerlo. Cuando comenzamos la Sudamericana, él se lesionó y después le costó muchísimo la recuperación. No aceptaba ser suplente, es la verdad, él creía que podía con todo, como siempre”, acotó Pelusso sobre ese incómodo momento que vivió en Santa Fe.

Luego hizo una reflexión de lo que sucedió: “Cuando eso pasa, hay dos maneras de resolverlo. Congraciarse con el 'crack' aunque no pueda y no deba jugar, pero llevo una buena relación y mantengo la armonía. O si veo que no está para jugar, no juega. Yo de las dos, siempre opté por la segunda. Para mí, si hay un jugador que creo que no debe jugar, así sea él, no juega”.

Le puede interesar: La publicación que aseguraría la permanencia de Morelos en Rangers

Después aseguró que los fanáticos de Santa Fe lo querían “linchar”, algo que en su momento despertó diferentes versiones: “Yo no sé si habré estado bien o habré estado mal. Lo que pasa es que se presenta una situación donde va la hinchada al hotel y me querían linchar. Yo en esa situación no dirijo más, qué vamos a hacer. Lo siento mucho, es más, estábamos concentrados un sábado en la tarde y al otro día jugábamos el clásico y el presidente estaba en México. Lo llamé por teléfono y le dije: ‘Mire 'presi', lo siento, pero yo mañana no dirijo'. No puedo dirigir a un equipo en el que no sé cuántas personas había, pero eran miles de personas. Miles de hinchas me quieren linchar, no voy a ir al estadio a dirigir a ese equipo"

Y el entrenador cerró haciendo un guiño a Omar Pérez, reconociendo que esa situación no se presentó por mala intención del argentino: “Él no lo hizo ni por mala persona, ni por mal tipo, lo pudimos haber manejado de otra manera los dos. Pero se dio así, qué vamos a hacer (…)".

Fuente

Antena 2

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.