Foto tomada de AFP

Michael Phelps quiere mostrar otra vez este jueves en Río-2016 que es un raro ser humano que hizo del agua su hábitat. Ya casi no le queda espacio para colgarse medallas, pero Phelps, de 31 años, buscará su cuarta dorada en Rio-2016 en la piscina olímpica para llegar a las 22, de las 26 que acumularía en total. Tras meterse en la final en la víspera, esta vez le toca nadar los 200m combinados y debería cerrar su marcha en Río con los 100 mariposa y los relevos 4x100 combinados, antes de su retiro que dijo será definitivo. El deportista más laureado de la historia olímpica estuvo a punto de dejarlo antes de los Juegos de Río, pero cambió de idea para ponerle un broche lleno de oro a su carrera. Tomado de AFP