Cargando contenido

El español se recuperó de la derrota contra Zverev, levantó un duro partido y consiguió su primer triunfo en el certamen.

Rafael Nadal, tenista español
Rafael Nadal, tenista español
AFP

En una repetición de la última final del Abierto de Estados Unidos, Rafael Nadal salvó una bola de partido y sacó un difícil partido adelante, para imponerse al ruso Daniil Medvedev por parciales de 6-7 (3), 6-3, y 7-6 (4), en dos horas y 46 minutos, con lo que el español tiene aún posibilidades de lograr las semifinales.

Nadal llegó a estar 5-1 abajo en el tercer set, pero en una reacción extraordinaria enlazó cinco juegos consecutivos, enardeció al público con su entrega y acabó desarbolando al ruso en el desempate final, en uno de los mejores encuentros del torneo, hasta el momento.

Lea también: La decisión que tomaría Santa Fe sobre el futuro de Hárold Rivera

El encuentro entre el alemán Alexander Zverev y el griego Stefanos Tsitsipas, ambos con una victoria cada uno, será crucial para saber como sigue el futuro de Nadal en el torneo, y en su lucha por acabar la temporada como número uno. Los tres han ganado un partido, y Medvevev, es el único de ese grupo que no ha logrado aún un triunfo durante la semana.

La disputa de Nadal no fue sencilla, pues tanto él como Medvedev perseguían un mismo objetivo, seguir con sus aspiraciones de lograr las semifinales, tras perder en sus primeros encuentros, Nadal contra Zverev, y Medvedev con Tsitsipas.

Como en el anterior encuentro contra el germano, donde recibió 11 'aces' y no tuvo ni una sola opción de rotura, Nadal se encontró con otro gran sacador. Daniil colocó al de Manacor 21 'aces' y mantuvo durante el primer set su servicio, por lo que todo se decidió en el desempate, donde Nadal empezó cediendo el primer punto, y aunque lo recuperó a continuación, el servicio del ruso marcó las diferencias.

Para el segundo set, Nadal logró la primera rotura del encuentro en el juego inicial. Ese juego que todos los tenistas saben que no deben despistarse con su servicio. Y ahí comenzó el hundimiento de Medvedev en este parcial y el resurgir de Rafa. La regularidad del campeón de 19 grandes se impuso. No concedió ni una sola oportunidad de quiebre después, y por contra elaboró otra en el octavo juego. A la tercera ocasión, tras un fallo de derecha del ruso, llegó la igualdad en el marcador, después de una hora y 35 minutos de lucha.

Le puede interesar: Jugadores de la Selección de Chile se niegan a jugar amistoso con Perú por crisis

En la reanudación, un revés cortado de Nadal al infinito, supuso que Medvedev se pusiera por delante en el tercer set, y que el ruso aprovechará un despiste descomunal de Rafa para no ceder la delantera hasta marcar el 4-0 y 5-1, a su favor.

Sin embargo, nuevamente vino la reacción de un Nadal impresionante, quien tras salvar una bola de partido en el séptimo juego, ganó luego cinco consecutivos para forzar el segundo desempate de la tarde, tie-break que, ante la depresión de Medvedev, terminó ganando.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido