Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Real Madrid 2018-2019
Real Madrid en la celebración de uno de sus goles en la Liga de España.
@realmadrid

Real Madrid no pudo mantener el puntaje perfecto en la liga de España y terminó empatando en Bilbao ante el Athletic Club, por lo que el Fútbol Club Barcelona cerrará la cuarta jornada como el único puntero de La Liga.

En San Mamés el conjunto local se fue en ventaja en la primera parte del partido, aunque el Real Madrid encontró el camino de gol en la segunda para dejar el juego con empate 1-1.

- Leones y Deportivo Cali quedaron en tablas

Real Madrid comenzó enchufado para intentar neutralizar el habitual ímpetu inicial de los rojiblancos. Lo consiguió con la posesión de la pelota y agilidad para buscar alguna grieta en la estructura defensiva local.

Un tiro lejano de Modric en el primer minuto pareció avanzar una fuerte ofensiva blanca, pero el Athletic se plantó bien y aguantó ese primer acelerón de los de Lopetegui.

La respuesta del local llegó con un tiro cruzado de Williams en el 14 y otro alto de Susaeta un minuto más tarde. Los de Berizzo empezaron a pelearle la posesión a su rival y las llegadas al área de Courtois se sucedieron con buenas combinaciones. Así, en el minuto 22, el belga tuvo que emplearse para rechazar un tiro de Yuri Berchiche.

En el 29 el Madrid dispuso de su primera gran oportunidad en un disparo desde la izquierda de Marco Asensio respondido con una gran parada por el joven Unai Simón, pero solo dos minutos más tarde el Athletic encontró el premio en una brillante acción de ataque.

Susaeta filtró un gran balón sobre la incorporación de De Marcos, quien desde la línea de fondo metió un pase atrás con el que Muniain, adelantándose a Carvajal, abrió el marcador en el minuto 32.

El 1-0 le dio fuerza al Bilbao ante un Madrid algo tocado que, aún sin conseguir hilvanar acciones de peligro cerca del área, si pudo empatar en el 38 en un disparo que Modric desde la frontal envenenado tras tocar en Yeray, pero que no entró gracias a otra gran intervención de Unai Simón.

En la segunda parte, Sergio Ramos tuvo el empate en un remate a bocajarro rechazado por Simón, que en el 63 no pudo evitar el primer tanto visitante cuando Isco, que acababa de entrar al campo en lugar de Modric, picó de cabeza un centro de Bale para colocar el 1-1.

Luego, el partido entró en un ida y vuelta que le imprimió espectacularidad al partido, sin que las llegadas generadas lograran transformarse en gol.

Fuente

Sistema Integrado Digital y EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.