Foto AFP

Los dos clubes se enfrentan hoy en Asunción en un partido, la revancha de la semifinal de la Libertadores, que está muy cuesta arriba para los paraguayos, quienes parten con dos goles en contra y ninguno a favor tras el choque de ida en Buenos Aires.El desafío de Fernando Jubero, el técnico de Guaraní, pasa por desbordar a la defensa enemiga y a su vez cortar todo amago ofensivo de los argentinos, a sabiendas de que un tanto del rival pondría a los locales contra las cuerdas. Para ello el entrenador español cuenta con su habitual cerrojo compuesto por Juan Patiño, Julio Cáceres y Rubén Maldonado en la defensa, mientras que en la delantera la responsabilidad recaerá en la dupla formada por Julián Benítez y Federico Santander, el goleador de los paraguayos en la Libertadores, con seis dianas. Guaraní ha tenido tiempo de recuperar para el encuentro del martes, que será en el Defensores del Chaco, tras su último compromiso en el Clausura local, el pasado viernes, donde ofreció una penosa imagen al ser derrotado en su feudo por Olimpia (0-2). Al igual que Guaraní, River Plate, que llegó anoche a Asunción, saltará al campo con prácticamente el mismo cuadro que el encuentro de ida: Rodrigo Mora y Lucas Alario en posición de ataque y en defensa Gabriel Mercado, Jonathan Maidana, Ramiro Funes Mori y Leonel Vangioni. El único cambio sería en el centro del campo, donde Gonzalo Martínez sustituiría a Leonardo Ponzio, sancionado por acumulación de tarjetas amarillas. La capacidad goleadora de los argentinos fue patente es esta última jornada de liga local, en la que goleó de visitante por 5-1 al Atlético.