Cargando contenido

El suizo no cumple con los requisitos que pide la ITF a quienes quieran representar a su país en la cita olímpica.

Roger Federer, tenista suizo
Roger Federer, tenista suizo
AFP

Las declaraciones de Roger Federer, que emocionaron a los aficionados al deporte e hicieron sonreír a los japoneses quienes se ilusionaron con verlo en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020, no resultan tan sencillas de hacer realidad. El tenista suizo, actual número tres del mundo, no cumple con los requisitos que solicita la ITF a quienes quieren representar a su país en la cita olímpica, situación que obliga a la Federación de Tenis de Suiza a tomar medidas especiales para que Roger llegue pueda asistir.

Lea también: Chris Froome sentenció: "Es la ruta más difícil que he visto en los últimos años”

Según explica el reglamento de la ITF, el jugador que quiera representar a su país debe haber sido convocado, como mínimo, en tres ocasiones para competiciones del Ciclo Olímpico, es decir, en este caso, entre el 15 de agosto de 2016 hasta el 8 de junio de 2020, obligando a que una de estas se dé entre 2019 y 2020. Sin embargo, este requerimiento puede bajar a solo dos convocatorias. siempre que el tenista haya jugado al menos 20 semanas con su selección en la Copa Davis o haya jugado con su selección durante tres o cuatro años en formato ‘round robin’.  

En ese sentido hay que aclarar que Federer no cumple con este criterio, pues el suizo no ha jugado la Copa Davis con su país en los últimos cuatro años, siendo la última vez en 2015, cuando tras ganar el título, Suiza debía mantener su categoría en el Grupo Mundial, momento desde el cual no volvió a hacer parte de la competencia y no fue convencido ni por el nuevo formato de la competición, al cual, por cierto, también criticó.  

Le puede interesar: Capitán de Colombia en Copa Davis: "creo que me equivoqué"

A partir de esto, Federer necesita una invitación, pues el reglamento de la ITF también asegura que su país puede realizar una excepción y elegirlo para participar solicitando un ‘wildcard’ (una excepción), demostrando el compromiso del tenista con su país, algo que debe ser avalado por la organización y que, seguramente, los japoneses no tendrán ningún problema en otorgar, teniendo en cuenta la importancia de su presencia en el certamen. 

Fuente

Antena 2

Encuentre más contenidos

Fin del contenido