Un invitado de lujo tuvo el programa En La Jugada este jueves, el delantero Roberto Ovelar, quien le dio el título a Millonarios ante Nacional en la SuperLiga, habló de este primer título con la camiseta azul y de los nuevos retos que se viene con el equipo que va a jugar Copa Libertadores.

Roberto Ovelar, quien anotó esos dos golazos para darle el título de la SuperLiga a Millonarios, habló para el programa En La Jugada de RCN Radio de este primer campeonato con la casaca azul y obviamente de las dos anotaciones que logró en el Atanasio, siendo la primera clave para lograr irse en tablas a los vestuarios.

"En el primer gol le pegué muy bien, esquineado y muy difícil para el arquero. Además fue importante para irnos empatados, nos estaban metiendo mucho en nuestro arco", dijo del primer gol Ovelar.

"Yo estaba parado a uno 8 metros de Alexis y Cuesta se equivocó y me deja el balón ahí, Ramiro Sánchez me dijo que el arquero estaba muy salido, que le pegara desde afuera y cuando levante la cabeza lo vi, patee y la metí. Ese fue el batacazo decisivo para sacar el resultado", explicó el jugador paraguayo del segundo tanto.

[imagewp:449576] RCN Radio / Inaldo Pérez

Y es que además Roberto Ovelar aseguró que sus anotaciones llegaron en un momento en el cual el equipo no encontraba su mejor juego, Macalister no podía tener la pelota, Domínguez no cortaba el ataque verde y además ya tenían un gol en contra.

"Estábamos perdidos y nos nos encontrábamos en la cancha no había conexión y perdíamos muy rápido los balones que recuperábamos, pero ya en el segundo tiempo mejoramos por lo que se habló en el camerino y obviamente entramos con otra actitud", explicó Ovelar.

De lo que se ha encontrado en Millonarios, Roberto aseguró que es un gran grupo y que todos se tratan como iguales, sin embargo confirmó que sí le ha afectado un poco la altura, pero que poco a poco se va acoplando.

"El grupo en sí es muy sano, muy humilde y con buen actitud y todo el trato es muy bueno , no hay nadie que se cree más que otro, es un familia y se tiene mucho respeto. La altura si me cuesta, nunca había jugado en la altura, pero vivir y entrenar no es lo mismo que venir a jugar, me está costando pero ahí voy adaptándome", explicó Ovelar.

En cuanto a los hechos desafortunados que ocurrieron con los hinchas de Nacional después del juego, Ovelar aseguró que él no se encontraba en el lugar de los hechos, pero que este tipo de situaciones no son buenas porque alejan a los hinchas de los estadios.

"El fanatismo es complicado, entonces uno tiene que alejarse de la esa gente que es muy fanática, nosotros disfrutamos en el camerino después de lo ocurrido y lo importante fue que salimos campeones, sea la vuelta donde sea, lo importante fue el resultado", explicó Ovelar.

Finalmente el delantero paraguayo aseguró que ahora deberán seguir trabajando para lograr un buen resultado el fin de semana en la liga local y además ir pensando en lo que será su debut en la Copa Libertadores.