Cargando contenido

El colombiano se destacó en la 'crono' y espera brillar en la montaña.

Rigoberto Urán, ciclista colombiano
Rigoberto Urán, ciclista colombiano
AFP

Rigoberto Urán fue el mejor colombiano en la crontrarreloj individual del Tour de Francia, pues llegó en el cuarto puesto a 36 segundos del francés Julian Alaphilippe, quien se llevó la fracción de manera categórica. No obstante lo mostrado por el colombiano fue muy positivo y lo ubicó octavo a 3’54” de la casaca amarilla.

Mire acá: Nairo Quintana y su advertencia con la llegada de la alta montaña al Tour

“Hicimos una buena ‘crono’, íbamos por el mejor tiempo; estoy contento. Yo venía bien y seguimos adelante”, aseguró Urán al culminar su participación y con la esperanza de que podrá remontar minutos en las etapas de montaña venideras.

Eso sí, ‘Rigo’ es consciente de que si no hubiera perdido tiempo en la fracción del lunes de los vientos cruzados, tal vez hubiera podido estar en una mejor ubicación.

“Yo siempre lo he dicho que el Tour termina en París, era consciente de que había perdido un tiempo importante el día de los vientos, pero bueno...", afirmó el oriundo de Urrao, que dejó claro que no bajará los brazos para seguir escalando posiciones. “Lo que le he dicho al equipo es que yo estoy acá hasta el final y vamos etapa por etapa", indicó.

Lea aquí¡Rigoberto Urán rompió el cronómetro! Se metió en el top 5 de la etapa

Respecto a la estrategia del equipo en la semana que queda de competencia donde los pedalistas tendrán unas duras etapas en la alta montaña, el colombiano analizó: "Estoy bien, el equipo viene trabajando bien y para mí lo más importante es ir hasta el final. Hemos sido desafortunados con algunos compañeros que se han caído, pero bueno, seguimos hasta el final”, sentenció.

“Buenas sensaciones, quedan etapas durísimas", agregó Rigoberto sobre cómo se siente físicamente para lo que queda de la ‘Grand Boucle’.

El test del Tourmalet

Primer final en alta montaña del Tour de Francia, un día después de la exigente 'crono' de Pau, meta en el Tourmalet de una etapa corta, 117,5 kilómetros que comenzarán en Tarbes.

Será el primero de los siete puertos que tiene la edición por encima de los 2.000 metros, con los que los organizadores han querido celebrar el centenario del maillot amarillo.

Puede ver: Lo bueno, lo malo y lo curioso que dejó la contrarreloj del Tour de Francia

El Tourmalet, que será meta por tercera vez en la historia, tras la edición de 1974 y la de 2010, estará precedido por el Soulior, que puede servir como rampa de lanzamiento de aventuras que deberán resolverse en el ascenso final. A 2.115 metros de altura se resolverá una jornada que sirve de antesala a la traca final del Tour.

Fuente

Antena 2 y EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido