Luego de 25 años de carrera, el portero Juan Carlos Henao se despide del fútbol con un partido homenaje en el estadio Palogrande de Manizales, ciudad que lo acogió en su equipo el Once Caldas, con el que consiguió dos títulos nacionales y la Copa Libertadores de América en 2004.


En diálogo con RCN Radio, Henao dijo que siente nostalgia por dejar su trabajo de los últimos 25 años, pero también alegría por todo lo que hizo y el recuerdo de haber hecho las cosas bien y haberse ganado el respeto y el cariño de la gente.


En torno a los momentos más importantes, el cancerbero puso en primer lugar el primer título que ganó con el conjunto manizalita en 2003 de la mano del profesor Luis Fernando Montoya, por lo que significó para la hinchada, que hacía más de cincuenta años que no celebraba un título, y posteriormente la copa Libertadores por la importancia internacional y la resonancia que tuvo ese logro.


Luego de tantos años en el fútbol, Henao expresó que siempre quedarán cosas por hacer, títulos que se quisieron ganar y no se lograron, pero que se queda con las cosas buenas que le dejaron estos años y que se va con la tranquilidad de haber hecho las cosas bien.


En cuanto a los delanteros del fútbol colombiano, el antioqueño dijo que siempre nuestro país ha tenido muy buenos jugadores, ya fuera por potencia, saltabilidad o pegada y que todos le dieron dolores de cabeza, pero que recuerda entre tantos a Víctor Hugo Aristizábal que era un gran goleador y un jugador muy peligroso.


“Quise tener a todos los técnicos que me dirigieron pero era imposible por eso he invitado a tres que me dejaron huella en cada momento como Carlos ‘Piscis’ Restrepo que fue quien me hizo debutar en el equipo, a Luis Fernando Montoya por todo lo que nos hizo ganar y a Juan Carlos Osorio con quien hice una bonita amistad que todavía perdura.”


A su partido de despedida este martes han sido invitados la mayoría de los mejores futbolistas colombianos entre los que se destacan Óscar Córdoba, Farid Mondragón, Carlos ‘el Pibe’ Valderrama, Iván Ramiro Córdoba y Gonzalo Martínez entre otros.


Juan Carlos Henao era el jugador más veterano del fútbol colombiano, con 44 años de edad.