Foto: AFP


El Barcelona mantiene las diferencias al frente de la clasificación de la Liga tras imponerse este domingo por 2-0 a un Villarreal que jugó la última media hora con un hombre menos por la expulsión directa de Dani Raba (61).


Fue en superioridad numérica cuando llegaron los goles azulgranas, obra del uruguayo Luis Suárez (72) y Lionel Messi (83).


Tras las victorias de sus principales perseguidores (Valencia, Atlético y Real Madrid) el equipo de Ernesto Valverde tenía que ganar en Villarreal (6º) si no quería ver menguada su ventaja al frente de la clasificación de la Liga.


Y el Barça dejó claro desde el principio que su único objetivo en su visita al Estadio de la Cerámica eran los tres puntos, con un remate al palo del central Gerard Piqué (4).


Expulsión de Daniel Raba


El equipo castellonense tampoco quería ceder, sabedor de que no podía perder para no descolgarse de la lucha por los puestos de Liga de Campeones.


La respuesta a la ocasión de Piqué fue un disparo seco del italiano Roberto Soriano, pese a estar muy escorado a la derecha, que repelió con una mano Marc André Ter Stegen (15).


El equipo azulgrana, como es habitual, tuvo el control de la pelota y dispuso de mejores ocasiones para abrir el marcador en la primera parte, sobre todo dos de Lionel Messi (20 y 37) que no acertó a superar a Sergio Asenjo.


En la segunda parte apareció Jordi Alba por el carril izquierdo, convertido en extremo y poniendo balones al área que ni Paco Alcácer (59), Messi (60 y 70), ni Luis Suárez (66) lograron introducir en el arco contrario, aunque el que más cerca estuvo fue el uruguayo, que estrelló su remate en el palo.


En esos momentos, el Villarreal ya jugaba en inferioridad por la expulsión directa de Daniel Raba, por una dura entrada a Sergio Busquets (61).


En superioridad numérica, el dominio azulgrana fue aún mayor y el premio llegó en una gran combinación entre Messi, Alcácer y Suárez que acabó con el uruguayo regateando a Asenjo y marcando el primer gol del partido (72).


Pese al mazazo recibido, el Villarreal tiró de casta para buscar el empate y Manu Trigueros lo tuvo cerca con un zurdazo desde fuera del área que repelió de nuevo un providencial Ter Stegen (75).


Pero el Barça se adueñó del balón, desactivó la reacción del Villarreal y sentenció Messi, superando en el mano a mano a Asenjo (83).


Saúl da los tres puntos al Atlético 


Con esta victoria, el Barcelona suma 39 puntos, cuatro más que el Valencia, que el sábado derrotó al Celta por 2-1, y seis por encima del Atlético de Madrid, que este domingo ganó por la mínima en su visita al Betis, gracias a un solitario gol de Saúl Ñíguez a la media hora de juego.


Ante un Betis que acaparó el balón, pero que se mostró ineficaz ante el arco del esloveno Jan Oblak, el equipo dirigido por Diego Simeone se llevó los tres puntos de su visita a Sevilla aprovechando una de las pocas ocasiones de gol que tuvo.


"El juego es bueno y los resultados son mejores aún", se felicitó Simeone tras el partido, sin importarle las críticas al juego de su equipo.


Y sobre las posibilidades de que dispute el título, Simeone volvió a su filosofía: "No nos salimos de la línea del partido a partido. Para llegar a los objetivos, hay que seguir con lo diario", explicó.


El Real Madrid, que el sábado goleó al Sevilla (5º) por 5-0, se queda a ocho puntos y no disputará la próxima jornada, el fin de semana que viene, por encontrarse en Abu Dabi para disputar el Mundial de Clubes.


En otros partidos del domingo, un necesitado Athletic completó una gran semana ganando al Levante (2-1), un triunfo que le permite escalar puestos en la clasificación (13º) y el Málaga (19º) abandonó la posición de colista después de ganar en Anoeta a la Real Sociedad (9º) por 2-0.


Por: Antena 2 y AFP