Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Novak Djokovic, tenista serbio
Novak Djokovic, tenista serbio.
AFP

El serbio Novak Djokovic, número uno del tenis mundial, accedió este lunes a los octavos de final del torneo individual de los Juegos Olímpicos de Tokio-2020 al imponerse por 6-4 y 6-3 al alemán Jan-Lennard Struff (48º).

En la siguiente etapa de la competición, Djokovic se enfrentará al español Alejandro Davidovich (34º de la ATP) en busca de una plaza en cuartos de final.

Puede ver: La opción que tiene Colombia para conseguir nueva medalla en Olímpicos

Tras haber comenzado también con un triunfo cómodo ante el boliviano Hugo Dellien, Djokovic se apoyó en su servicio (71% de primeras bolas, 14 aces) para deshacerse de Struff sin excesivas complicaciones.

Después de denunciar las condiciones de juego durante su primer partido (Djokovic pidió retrasar los partidos para no jugar con tanto calor y humedad), el serbio estuvo más cómodo en la pista este lunes, con una temperatura inferior en la central. 

"Hoy (lunes) fue mucho más agradable jugar, sientiéndome muy cómodo en la pista y con un nivel de tenis más alto por mi parte", justificó Djokovic, quien sigue por lo tanto adelante en la búsqueda del ansiado 'Golden Slam', el logro sin precedentes en el tenis masculino de ganar en un mismo año los cuatro torneos del Grand Slam y el oro olímpico. 

Lea además: Trabajé por este sueño como si hubiese sido mi última competencia: pesista Luis Javier Mosquera

Por el momento ya ha levantado el trofeo de campeón en el Abierto de Australia, Roland Garros y Wimbledon, por lo que le faltaría triunfar en esta cita en Tokio y luego en el Abierto de Estados Unidos.

Solamente la alemana Steffi Graf consiguió ese pleno, en 1988.

Preguntado si esto le supone una mayor presión a la hora de jugar, Djokovic no pareció darle demasiada importancia: "Cuando alcanzas los primeros puestos de la clasificación y comienzas a ganar Grand Slams, experimentas diferentes expectativas y presiones tanto por uno mismo como por las personas que te rodean".

"Ser campeón de Grand Slam y ser el número uno del mundo tiene mucho peso", concluyó el serbio.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.