Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Tiger Woods, Presidents Cup
Tiger Woods celebrando el título de la Presidents Cup 2019.
AFP

Un año después de que reiniciara su persecución del récord de 18 victorias en torneos de Grand Slam con un sorprendente triunfo en el Masters de Augusta, la pandemia de covid-19 se ha convertido en el último obstáculo para Tiger Woods.

Este mes Woods habría estado en busca de una sexta chaqueta verde en el Augusta National si el nuevo coronavirus no hubiera detenido los deportes en todo el mundo.

"De alguna manera, todo se unió durante una semana mágica", dijo Woods en febrero. "Solo una semana increíble".

Lea también: La historia de la primera mujer que fue jefe de salto de la Fuerza Aérea colombiana

Pero el 84º Masters de este año se pospuso para el 12 al 15 de noviembre, el Abierto Británico se canceló, el US Open se retrasó de junio a septiembre y el Campeonato de la PGA se mudó de mayo a agosto.

"Hay muchas cosas más importantes en la vida que un torneo de golf en este momento", tuiteó Woods el mes pasado. "Necesitamos estar seguros, inteligentes y hacer lo mejor para nosotros, nuestros seres queridos y nuestra comunidad".

Woods electrificó a Augusta en abril pasado con su primer título importante desde 2008, lo que lo colocó a tres victorias del récord de todos los tiempos (18) establecido por Jack Nicklaus.

"Me tiene temblando", dijo Nicklaus en abril del año pasado.

Woods, de 44 años, tendrá mucho tiempo de descanso para su recuperación a una cirugía antes de un Masters de noviembre e incluso un poco más de descanso desde el Campeonato de la PGA al US Open si ambos se juegan como están reprogramados en agosto y septiembre.

"Tengo que escuchar a mi cuerpo y descansar adecuadamente cuando sea necesario", tuiteó Woods en marzo.

Pero el factor tiempo es muy importante. Solo ocho jugadores han ganado un torneo de Grand Slam más allá de su 44 cumpleaños, ninguno más de una vez.

Nicklaus es el más reciente con su triunfo en el Masters de 1986 a los 46 años.

"Una de las cosas más difíciles de aceptar como atleta mayor es que no serás tan consistente como lo fuiste a los 23", dijo Woods en julio. "Voy a tener mis semanas duras. Voy a estar allí contendiendo con una oportunidad de ganar y ganaré. Pero hay momentos en que simplemente no voy a estar allí".

- Tiger anhela Tokio 

Mientras tanto, una gran cantidad de rivales están en su mejor momento, incluido Rory McIlroy, quien puede completar una carrera de Grand Slam en un Masters de otoño.

"Creo que esta programación será a favor de Rory", dijo Nicklaus a Golf Channel. "Parece jugar mejor en el otoño. Ha ganado el Tour Championship un par de veces".

De interés: Felipe Pardo 'la rompió' en el FIFA 20 que reactivó al fútbol mexicano

Woods ocupa el 11º puesto en el ranking mundial de golf y el séptimo entre los estadounidenses. Solo los cuatro mejores clasificarán por EEUU para los Juegos Olímpicos de Tokio de 2021.

"La medalla de oro olímpica sería una gran hazaña", dijo Woods. "Primero necesito clasificar. Sería emocionante si tuviera la oportunidad de representar a Estados Unidos en los Juegos Olímpicos".

La quinta chaqueta verde del Masters completó un regreso de cuentos de hadas para Woods, que se sometió a una cirugía de fusión espinal en abril de 2017.

"Apenas podía caminar. No podía sentarme. No podía acostarme. Realmente no podía hacer nada", dijo Woods sobre la decisión de someterse a la cirugía.

"Tuve el procedimiento en la espalda, lo que me dio la oportunidad de tener una vida normal. Luego, de repente, me di cuenta de que podía volver a golpear un palo de golf".

Pero después de su victoria en el Masters, Woods perdió el corte en el PGA y en el evento británico y fue 21º en el US Open.

"Ponerme en posición para ganar el Masters me costó mucho", reconoció Woods.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.