Foto: Tigres de Licey



Los monarcas Tigres de Licey empataron la serie final del béisbol local con una victoria 10-1 sobre las Águilas Cibaeñas, en partido disputado la noche del lunes en el estadio Quisqueya de Santo Domingo ante unos 15 mil espectadores.

Con la serie igualada a dos juegos por bando, los bengaleses irán este martes al estadio Cibao de la norteña Santiago de los Caballeros, a tratar de lograr la corona en una doble cartelera, que iniciará a las 14.00 hora local.

Los felinos definieron el partido en los primeros tres episodios, al atacar al abridor aguilucho, Michael Roth, con cinco carreras, para cargar con el revés.

Roth mostró poca calidad en sus lanzamientos, lo que aprovecharon los locales para marcarle una en el primero, dos en el segundo y dos en el tercero, para darle una cómoda ventaja a su abridor, Jair Jurjens, quien se apuntó la victoria.

Jurjens (1-0) lanzó seis episodios de tres indiscutibles y una carrera inmerecida, fruto de un error del antesalista Anderson Hernández, en un batazo del criollo Junior Lake.

Su labor fue completada por los relevistas Atahuelpa Severino, el importado Rafael Martín, Luis Vásquez y el mexicano Andrés Ávila.

Los locales, que conectaron 14 imparables, fabricaron tres más en el sexto capítulo contra el mexicano Irvin Delgado, y estamparon la décima vuelta en séptimo, contra el relevista Samuel Deduno.

La primera carrera de los bengaleses fue remolcada por el criollo Yamaico Navarro, quien ligó doble, sencillo y una remolcada.

El novato Sergio Alcántara, con sencillo y dos impulsadas, y el designado Yermín Mercedes, con jonrón, sencillo y una producida, también aportaron en la victoria de la tropa de casa. El veterano Erick Aybar también añadió dos incogibles y una impulsada.

El encuentro se vio afectado por un conato de pleito entre jugadores de ambos conjuntos, fruto de un pelotazo que le propinó Deduno a Mercedes, quien conectó un batazo de cuatro esquinas en el tercero y es uno de los bateadores más calientes de los felinos.

Las cuyayas ganaron los dos primeros encuentros de la serie, pactada al mejor de siete.

Sin embargo, los azules han logrado remontar y ahora la competición se muestra un poco a su favor, tomando en cuenta que sus oponentes no han podido batearles a sus abridores, a los que solo les han marcado dos carreras en cuatro partidos.

Las cuyayas llevan diez temporadas sin ganar una corona. La última vez que lo lograron fue en la campaña 2007 2008.

De ahí en adelante han perdido tres finales, dos seguidas ante los Leones del Escogido (2011-12) y 2012-13), para volver a caer frente a los Tigres en la versión del año pasado.

El campeón representará al país en la Serie de Béisbol del Caribe, a celebrarse del 2 al 8 de febrero, en la ciudad mexicana de Guadalajara, con equipos campeones de Cuba, Puerto Rico, República Dominicana, Venezuela y México.

La corona de dicho evento está en poder de los Criollos de Caguas (Puerto Rico).

Por EFE.