El jugador colombiano Dávinson Sánchez fue titular con el Tottenham.

Dávinson Sánchez
Dávinson Sánchez y Álvaro Morata
Foto: AFP

El Tottenham se impuso por 3-1 en el derbi londinense, acabando con una racha de 28 años sin ganar en Stamford Bridge, a un Chelsea que de esta manera se queda con pie y medio fuera de la próxima edición de la Liga de Campeones.

Tras la disputa de la 32ª jornada (de 38), el Tottenham de Mauricio Pochettino (4º) saca ocho puntos (64 a 56) al equipo de Antonio Conte (5º), en la lucha por la última plaza para jugar la próxima edición de la Liga de Campeones.

"Es un fin de semana fantástico para nosotros, ganando tres puntos y quedando en la mejor posición, para acabar entre los cuatro primeros al final del campeonato", se felicitó tras el partido Pochettino.

"Y estamos muy felices, por nuestros aficionados, por volver a ganar en Stamford Bridge 28 años después", añadió el técnico argentino.

Mánchester City, líder destacado con 84 puntos, Mánchester United (segundo con 68) y Liverpool (tercero con 66) consolidaron sus puestos de podio tras vencer el sábado sus encuentros respectivos.

En Stamford Bridge, el vigente campeón de la Premier League, que tenía la necesidad de vencer a los Spurs para seguir optando a una de las plazas de 'Champions', comenzó mandando con un gol de cabeza del español Álvaro Morata a la media hora del encuentro, después de un grosero error del arquero francés Hugo Lloris, que falló en su salida (30).

Pero en la última acción ante de la pausa, el danés Christian Eriksen empató de potente disparo desde fuera del área, en una acción en la que el argentino Willy Caballero tampoco pareció estar muy acertado (45+1).

Tras el descanso, los Spurs fueron mejores y acabaron llevándose el triunfo con dos goles de Dele Alli en rápidas acciones de los atacantes del Tottenham (62 y 66).

- Triunfo del Arsenal para seguir soñando -

Antes, el Arsenal (6º) cosechó una sufrida victoria por 3-0 ante el Stoke (19º), fraguada en los últimos 15 minutos, que permite a los 'Gunners' conservar una mínima opción de lograr, vía Premier, la clasificación para la próxima Liga de Campeones, aunque el equipo que entrena Arsene Wenger queda a 13 puntos del Tottenham, cuando apenas quedan 21 en juego.

Lo abultado del resultado no refleja lo visto en el estadio Emirates. El galés Aaron Ramsey, que estrelló un balón en el larguero, fue de los pocos que aprobaron en el conjunto local. 

El suizo Xherdan Shaqiri también impactó un balón en la madera para el Stoke en el segundo acto.

El primer tanto del equipo de Arsene Wenger llegó al convertir el gabonés Pierre-Emerick Aubameyang un penal provocado por el alemán Mesut Ozil (75). El exdelantero del Borussia Dortmund repetiría en el 86, y el delantero galo Alexandre Lacazette, que había saltado desde el banco, convirtió en el 89 otro penal que él mismo había provocado.

Aubameyang se reencontró así con el gol, el día que lucía un corte de pelo en el que podía leerse 'Marina': "Es el nombre de mi abuela. Falleció la semana pasada y esto se lo dedico a ella", declaró el delantero, cuya familia materna es de origen español.

El Stoke City sigue por su parte una semana más en puestos de descenso, luego de sumar una octava fecha consecutiva sin ganar.

Los 'Gunners', por su parte, dispondrán no obstante de la opción de ganar la Europa League para sellar el pasaporte a la próxima 'Champions'.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido