El equipo de Estambul también fue acusado de "lanzamientos de objetos" de sus aficionados.

Gato en campo de juego
AFP

La UEFA abrió un expediente disciplinario contra el Besiktas turco debido a varios incidentes en el partido del martes ante el Bayern de Múnich, en la vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones, entre ellos la irrupción de un gato en el césped, que motivó una breve interrupción del partido.

Oficialmente, el equipo de Estambul fue acusado de "lanzamientos de objetos" de sus aficionados, "escaleras bloqueadas" y "organización insuficiente", pero la UEFA confirmó a la AFP que la presencia del animal forma parte de los incidentes que se investigan.

Cuando el Bayern de Múnich dominaba 2 a 0 (ganó luego 3-1, después de imponerse 5-0 en la ida en Alemania), el árbitro británico Michael Oliver se vio obligado a detener el juego en el minuto 50, después de que el felino saltara al terreno de juego.

El incidente fue tomado con humor por los protagonistas del partido y los aficionados. Después de un minuto, el gato abandonó el césped y el partido pudo reanudarse.

Miles de gatos viven en las calles de Estambul, donde son respetados y alimentados por los habitantes de la ciudad del Bósforo, hasta el punto de ser considerados una de sus señas de identidad.

Fuente
Temas

Encuentre más contenidos

Fin del contenido