Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Una Conmebol podrida

Tenia que ser algún miembro de esta desprestigiada Conmebol, el que abriera el impacto de las marrullas que hacen entre ellos sin ningún pudor.

Carlos Chávez, boliviano, el actual tesorero contó con pelos y detalles como se distribuyen diez mil dólares mensuales, para cada uno de los 10 presidentes y además el fondo de 250 mil dólares por Federación para unos puestos apartados de autogestión cada año. Es decir Dos Millones 500 mil mas. Produce horror que a los clubes que luchan por la Libertadores y la Sudamericana, les paguen premios de miseria, tengan que aportar comisiones de sus entradas para que estos "funcionarios" cobren ese dinero, fuera de todas las coimas, porcentajes y dividendos que parten tras los negocios de Mercadeo de publicidad estática, televisión y patrocinios que supuestamente hace la entidad.

Quien los vigila? Hasta donde podrá llegar la corrupción en ese foco infectado que tuvo que dejar Nicolás Leoz, al probársele que recibía dineros por fuera de la mesa, para acelerar negocios o vender alguna sede.

La Conmebol es hora que entre en el mismo debate que se le sigue actualmente a la FIFA. No hay derecho a que en los cuatro años de una eliminatoria le entreguen, por ejemplo, a Colombia Un Millón de dólares y nadie sabe donde esta, que hacen con ello. Donde se destina el dinero del Plan Goal de la FIFA?

Son muchas preguntas que quedan por resolver en este intrincado asunto que develo el señor Chávez, no sabemos si presionado, o por el gusto de destapar la artillería, antes de la elección de nuevo presidente. Recordemos que el Paraguayo Napout, está cumpliendo una pasantía, por la salida de otro de esos genios, el uruguayo Eugenio Figueredo hacia la FIFA.

Lo que se viene será bueno. Porque no tendrá la cara tan limpia por ejemplo, Luis Chiriboga, que se canso de denunciar, y cuando se supo que también era parte del ponqué de los 10.000 dólares mensuales, se cayó de un momento a otro.

Los viajes en primera clase son un privilegio. Los futbolistas van en turismo, los dirigentes, por obra y gracia de Blatter o quien sabe quien, solo viajan en primera, con sus amigas, mujeres o novias. Una fantasía más de lo bueno que es ser dirigente del fútbol actualmente.

Claro que algunos dirán que 10 mil son muy poco para ser presidente en una Federación Sudamericana, respecto a los 83 mil que cobra Blatter por mes, pero solo de salario. Ah, nos faltaba contarles: cada miembro del Comité ejecutivo de FIFA comenzó a recibir desde Diciembre pasado, Doscientos mil dólares libres por año en gastos de representación y por el esfuerzo de viajar a los torneos o a las reuniones en extraños paraísos Fiscales o en la peligrosa Suiza.

Cuanto más habrá por fuera? Esa si es la pregunta del Millón que se embolsa el suizo Blatter por temporada.

Ahora no cabe ninguna duda porque nadie quiere enfrentar a Blatter por la presidencia de esa poderosa Vaca Lechera.