Cargando contenido

Luis Mejía, de la Odecabe, advierte que son incalculables las pérdidas que habrá por suspensión.

Anthony Zambrano
Anthony Zambrano, uno de los aspirantes a medalla en los Olímpicos de Tokio.
Colprensa

Luego de conocerse la decisión oficial de aplazar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, comenzaron los análisis entorno a las consecuencias que habrá por la inevitable medida que se tomó frente al incierto futuro que avisora el planeta. Por un lado habrá consecuencias deportivas, pero estas se derivarán de las afectaciones económicas que deberán asumir los países en la preparación de los atletas. 

Vea también: ¿Cuántas veces se han cancelado los Juegos Olímpicos en su historia?

Además del panorama de salud, vendrá una crisis económica porque hay muchos países que gastaron su presupuesto y ahora no hay una caja para sacar recursos cuando tiene que atender presupuestos de salud y de empleo. Estamos en presencia algo que nunca imaginamos que podíamos estar viviendo, pero es parte ya de la historia”, dijo Luis Mejía, presidente de la Odecabe y miembro del COI, al programa Centro Deportivo de Antena 2, respecto a lo que se vendrá para comenzar la preparación de cara al verano del próximo año. 

Sobre las pérdidas que se podrían calcular, el directivo consideró que ello por ahora es incierto. “Si alguien lo hace debe ser un mago porque hacer una planificación de algo que usted no sabe cuál es el tiempo que va a durar, es especular. En este momento no me parece que podamos saber cuánto vamos a necesitar porque esto no ha terminado. Esto terminó en China, pero en Estados Unidos esto comienza a hacer verdaderos estragos. Esto está llegando a África. Entonces es importante que ustedes sepan que así como viene, así se va. Pero también puede regresar, entonces, ¿quien puede tener la capacidad para decir cuánto es que no se necesita?"

Le puede interesar: Tatiana Calderón realiza los primeros test en la Súper Fórmula de Japón

Del mismo modo, el presidente de la Odecabe consideró que la preparación que adelantaron los atletas para los Olímpicos en 2020 se perdió. "Hacer un edificio no es lo mismo que preparar a un atleta. Si algo pasa en el sexto piso usted puede hacer una reparación y tomarse un tiempo para completar el edificio. Cuando usted está entrenando, si usted para 15 días, ya se perdió toda la carga. Esto es una carga y una preparación que con los juegos olímpicos se perdió porque el cuerpo es una máquina, pero no es una caja que sirva para parar. Lo que se entrenó no se puede guardar para después. Hay que olvidarse del 2020 en función de lo que se tenía y de lo que se hizo porque eso no tiene sino valor para la historia. Hay que volver a planificar”, advirtió Luis Mejía sobre el trabajo que venían haciendo los deportistas. 

Fuente

Antena 2

Encuentre más contenidos

Fin del contenido