El presunto hallazgo fiscal se calcula en $3.375 millones. La Contraloría General de la República determinó un presunto daño al patrimonio público por la suma de $3.375 millones que se generó en el colapso del puente peatonal del Cantón Norte. Según el organismo de control, tras la auditoría adelantada al Ejército Nacional, se estableció que el detrimento al patrimonio “corresponde a la sumatoria del valor del contrato cancelado (...) y la totalidad de las sumas canceladas por concepto de interventoría a dichas obras”. Además se encontró 185 observaciones a nivel nacional, de las cuales se desprenden otros 14 hallazgos fiscales. “El ente de control adoptó la decisión debido al vencimiento de los plazos contractuales y el pago de la totalidad de la obra, sin que la misma se haya puesto al servicio, con lo que se afecta la finalidad de los recursos destinados para tal fin”, señaló el comunicado. Los recursos del contrato para la construcción de este puente peatonal fueron girados por la Jefatura de Ingenieros del Ejército a la empresa contratista Construcciones Tecnificadas S.A. – CONSTRUCTEC S.A. Con la situación expuesta, la contraloría determinó el hallazgo fiscal recae en el Ejército Nacional.