El codirector del Banco de la República, José Antonio Ocampo, señaló que un seguro escenario, en un futuro próximo, será el de una nueva reforma tributaria para reemplazar en parte el faltante de la renta petrolera que en 2016 fue de cerca de 20 billones de pesos.

Indicó que con la actual reforma tributaria se reemplazaron de manera temporal estos recursos que dejaron ingresar tras la crisis en los precios internacionales del crudo, pero el próximo gobierno tendrá que pensar en serio en hacer un nuevo ajuste en materia fiscal.

"Es una situación compleja pero yo creo que ese es el escenario más probable", indicó.

Sostuvo que esta nueva reforma tributaria debería de pensarse para 2018 o 2019.

Ocampo señaló que "de hecho, el recorte que se está haciendo es uno muy fuerte en inversión que a mi juicio debería de ser más suave porque este país requiere de mucha inversión pública".

Recalcó en que no es el mejor escenario para pensar en una rebaja de los impuestos debido a los compromisos fiscales que actualmente hay en Colombia y al escenario de coyuntura económica, ya que insistió en que en la economía hay una regla de oro: "si se propone rebajar impuestos hay que decir de dónde se va a sumar para tapar el hueco".

Este escenario lo comparten algunos centros de estudios económicos como Corficolombiana y Fedesarrollo que han señalado la necesidad de un nuevo ajuste tributario.

Incluso el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, señaló que si el próximo gobierno quiere incrementar su nivel de gasto, una estrategia para lograrlo es una nueva reforma tributaria.