La presidente de Acopi (gremio de las pequeñas y medianas empresas), Rosmery Quintero, aseguró que los pequeños empresarios están dispuestos a pagar un aporte vía impuestos a cambio de no contratar a desmovilizados de las Farc.

Según Quintero esto se conoció a través de una encuesta realizada a los pequeños empresarios, a quienes se les preguntó qué tan comprometidos estaban para darle un empleo formal a un excombatiente.

"Los empresarios señalaron que preferirían pagar un aporte adicional para apoyar el proceso de los reinsertados, que vincularlos laboralmente", sostuvo.

Igualmente la dirigente gremial señaló que solo el 36% de los pequeños empresarios mostró un verdadero compromiso para darle una oportunidad laboral a un reinsertado.

"Nosotros pudimos determinar a través de una encuesta que la pequeña y mediana empresa está comprometida en un 36% en darle empleo a los reinsertados, el resto no”, dijo.

La representante de los pequeños y medianos empresarios destacó que otro aspecto negativo que calificaron los encuestados fue la falta de formación por parte de los reinsertados para aplicar a cargos calificados, aunque resaltó el esfuerzo que está realizando en Gobierno a través del Sena y otras entidades para capacitarlos.

Para Quintero estos resultados son normales en medio del proceso de transición que está viviendo el país, ya que aún no existe la confianza necesaria por parte del sector empresarial para abrirle sus puertas a quienes por más de 50 años llenaron de violencia e incertidumbre al país.

"Es normal que todo ser humano, en un proceso como en el que estamos, genere la confianza necesaria y esta se gana con hechos”, puntualizó.

Sin embargo, la presidenta de Acopi destacó que tarde o temprano los empresarios terminarán abriendo la puerta a los reinsertados y brindándoles una oportunidad, aunque enfatizó que sólo es cuestión de tiempo.

"Este tema es de tiempo, en una guerra de más de 50 años uno no puede ganar confianza en 1 o 2 años, yo creo que esto levará cerca de 10 años", indicó.