Cargando contenido

El gremio del sector pidió al Gobierno tomar medidas para equilibrar la competencia.

Estación de gasolina
Estación de gasolina
Foto: Colprensa

La Federación Nacional de Biocombustibles prendió las alarmas frente a la difícil situación que está atravesando el sector, por cuenta de las importación del combustible desde Estados Unidos.

El gremio explicó que el combustible importado cuenta con un subsidio cercano al 22%, por lo que un galón llega a costar alrededor de cuatro mil pesos, siendo mucho más económico frente al producto nacional, que se ofrece en cerca de siete mil pesos.

Lea también: Gobierno adopta nuevas medidas para garantizar abastecimiento de combustible

"Apenas estamos utilizando el 70 % de la capacidad de producción que tiene la industria nacional, porque el 30 % ya se lo tomó el etanol importado que llega a muy bajo precio, aunque los consumidores no nos beneficiamos con ese menor valor que queda de alguna manera enredado en la mitad de la cadena", explicó Jorge Bendeck, presidente de la Federación.

Teniendo en cuenta esta situación, el gremio le ha solicitado al Gobierno Nacional la imposición de medidas compensatorias que contrarresten los subsidios con los que se produce el bioetanol en Estados Unidos, para no afectar a la industria nacional.

"Mientras que en el año 2016 se importaron 18 mil 537 millones de litros de bioetanol, esa cifra en 2017 llegó a 71 mil 382 millones y en 2018 alcanzó los 177 mil 199 millones" señaló el líder gremial.

Le puede interesar: Gobierno alerta por fuerte caída en reservas de gas

Finalmente, el sector advirtió que de no tomarse medidas frente a esta situación, se podrían en riesgo más de 28 mil empleos directos y 150 mil indirectos que genera la industria del etanol en Colombia.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido