Cargando contenido

Varias dragas extraen oro del río Caquetá en limites con el Amazonas (Foto: Archivo RCN Radio)



Un estudio realizado por la Contraloría General de la República evidenció un retraso en el programa de formalización minera del país.

El organismo de control descubrió que "a diciembre de 2016 se debían tener 1.050 Unidades de Producción Minera (UPM) en Grado 1 o Básico y solamente se alcanzaron 764".

Esto significa, indicó la Contraloría, que "en términos porcentuales, el cumplimiento de la meta fijada a 2016 debió estar en 40,38% y el avance logrado es de 29,39%, lo que significa un retraso del 11%".

También advirtió que los costos del Programa de Formalización por Unidades de Producción, asciende a $54.164 millones, o sea $70,89 millones por cada una de las 764 alcanzadas.

"Para la Contraloría, ese es un costo muy alto, más aún si se tiene en cuenta que se trata de Unidades de Producción que no tienen el Grado 2 de Minería Formal, que sería el mínimo imprescindible para considerar que el programa de formalización haya obtenido resultados reales", señaló.

El organismo de control propuso por tanto sancionar y ordenar el cierre de las UPM que no cumplan los requerimientos para avanzar en su formalización.

Finalmente, el estudio de la Contraloría asegura que "la evolución normativa sobre formalización de la minería, impulsada por el Gobierno, no ha tenido en cuenta los argumentos y advertencias de la Corte Constitucional, desconociendo abierta y sistemáticamente sus lineamientos y el derecho a la consulta previa de las comunidades indígenas y afrodescendientes".