Cargando contenido



Al término de este año la Sociedad de Agricultores de Colombia aseguró que el balance del sector agropecuario en el país fue “agridulce” si se toman en cuenta que varios productores crecieron, mientras que otros no lograron avanzar por cuenta de la falta de gestión del Gobierno.

Jorge Enrique Bedoya, presidente de la SAC, dijo que factores como la apertura de mercados en el exterior generaron un espacio para el crecimiento de algunos sectores agropecuarios, pero a su vez influyeron en que otros se quedaran estancados.

“Si miramos a fondo nos damos cuenta que todo no fue tan malo, pero sí quedaron muchas cosas para mejorar, es necesario tener presente que las políticas que se generen deben ser consultadas y evaluadas con todos los implicados en ellas, para no desestabilizar su economía”, dijo el vocero gremial.

La SAC sostuvo que el mal clima en algunas regiones fue otro de los factores que generó una desaceleración de la producción agrícola del país, lo cual se unió al brote de fiebre aftosa que se detectó a mediados de año y terminó afectando su industria.

“Hay que ser más estrictos con los seguimientos que se hagan en esta materia para no depender de lo que pase, sino ir un paso más adelante y prever todas esas amenazas externas que puedan influir en nuestro desarrollo”, dijo Jorge Bedoya.

Este gremio de agricultores insistió en la necesidad de tecnificar el personal de las autoridades que rige su sector y señalaron que es la única forma de una forma de estar adelantados a todos los contra tiempos que influyan de forma negativa en su crecimiento.