El dirigente gremial asegura que existe una preocupación por los pocos avances en la mesa de negociación.

ELN
El presidente Juan Manuel Santos repudió este hecho que dejó cinco militares muertos y 10 heridos.
Foto: AFP

El presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Jorge Enrique Bedoya, se mostró escéptico con el resultado que obtenga el gobierno en los meses que le quedan de mandato al presidente Juan Manuel Santos, para cerrar una negociación con el ELN. 

La opinión que expresó el dirigente gremial se da en momentos en que el Gobierno reactivó la mesa de diálogo con este grupo armado ilegal. 

"Nosotros consideramos en la SAC que el tiempo es muy corto para que el Gobierno Nacional concluya una buena negociación y en cualquier proceso el peor enemigo para alguna de las partes es el afán de cerrar el proceso", manifestó Bedoya. 

El dirigente gremial recordó el pasado pronunciamiento del Consejo Gremial, sobre la negociación que se adelanta con este grupo armado ilegal y señaló que lo que se está en mora de concertar los puntos más importantes en la negociación.

"Aquí lo que debe haber son las condiciones claras para la concentración de esos terroristas, también el compromiso verificable del cese de cualquier actividad criminal, la minería ilegal, el mismo narcotráfico, la extorsión y por supuesto los atentados terroristas", afirmó Bedoya.

Señaló que los agricultores de zonas como el Catatumbo en Norte de Santander, se han quejado por la profundización del conflicto armado entre el ELN y el EPL, así como otros grupos armados y criminales, como el caso de las bandas criminales. 

"Es que en estas zonas en particular, existen los cultivos ilícitos y por eso son bienvenidas las estrategias del Gobierno en materia de sustitución voluntaria, pero la erradicación forzosa es algo que hay que mantener", manifestó Bedoya. 

Existe actualmente una preocupación por una iniciativa legislativa, impulsada por el Gobierno, de cesar la judicialización de los cultivadores de coca, "no por el hecho de que no vayan a tener la oportunidad de llegar a la legalidad, sino porque eso lo que puede llevar es a generar un incentivo, en cierto período del tiempo, para que se incrementen los cultivos de coca en el país más de lo que están". 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido