Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Risaralda
RCN Radio Pereira

La Federación Nacional de Distribuidores de Combustibles y Energéticos (Fendipetróleo) prendió las alarmas ante la difícil situación que afrontan las estaciones de servicios del país, por el descenso en la demanda de la gasolina, diésel y ACPM, a raíz del aislamiento obligatorio decretado para hacerle frente a la COVID-19. 

De acuerdo con ese gremio, está en riesgo la continuidad operativa de alrededor de 1.000 estaciones de servicio en todo el territorio nacional, las cuales han limitado la adquisición de combustibles en lo corrido del año, según el sistema de información de combustibles líquidos del Ministerio de Minas y Energía (Sicom). 

También lea: Ecopetrol anuncia que en 2021 mejorará la calidad de la gasolina en Colombia

Una comparación entre el total de despachos de los primeros seis meses de 2019 con los de 2020, evidencia una caída del 22% en la gasolina corriente, una disminución de 34% para la gasolina extra y una reducción del 2% en el ACPM. 

“La gravedad de la situación se confirma aún más con la abrupta caída en la compra de combustibles en el país por parte de los consumidores, con cifras negativas entre el año pasado y este, para los meses de marzo (21%), abril (61%), mayo (42%) y junio (28%)”,afirmó el gremio. 

Según Fendipetroleo, estos descensos están relacionados con varios factores como la afectación a la disponibilidad de recursos de caja, la reducción en la movilidad producto de las cuarentenas o aislamientos y la ‘salvaje guerra’ de precios que se está viviendo, propiciada por algunas empresas que podrían estar ejerciendo abuso de posición dominante. 

“En este momento estamos a la espera de la respuesta a las peticiones que el sector le ha hecho al Gobierno, como es el margen de comercialización sostenible entre otras, que buscan aliviar las dificultades por las que atravesamos los distribuidores minoristas de combustibles”, indicó el gremio de los distribuidores. 

De interés: Huila y Antioquia serían los primeros en solicitar reapertura de terminales terrestres

Finalmente, se advierte que con las pérdidas provocadas por la pandemia y la extensión de las medidas de aislamiento, el país podría dejar de percibir hasta 1 billón de pesos en materia de impuestos generadas por el sector, pues a la fecha ya se evidencia una caída de 570 mil millones de pesos en el recaudo.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.