Empresarios y sindicatos comenzaron a especular desde temprano la discusión del salario mínimo para 2016, cuya concertación comenzará en firme desde el próximo 7 de diciembre. El tema coyuntural será si se debe o no aumentar el salario por encima de la inflación, que en lo corrido del año está en 4,76%. El presidente de la Andi, Bruce Mac Master afirma que es fundamental concertar un salario que no termine afectando la generación de empleo. "Hay que llegar a un acuerdo sobre un salario que no sea un factor de incremento de la desocupación laboral o de pérdida de competitividad", sostuvo Mac Master. Por su parte el presidente de Fenalco, Guillermo Botero, señala que el tema de la alta inflación y su incidencia en la cifra del salario, puede ser complicado, pero no imposible de concertar. "En la medida en que la inflación es alta, la negociación del salario se vuelve compleja, pero no es imposible de concertar; además, apenas estamos empezando con esta discusión así que hay que darle tiempo al tiempo", expresó Botero. Sin embargo, para el secretario de la Confederación General del Trabajo, Julio Roberto Gómez, los empresarios siempre tendrán una excusa para no aprobar un salario mínimo decente. "Siempre habrá un pretexto para no comprometerse con un salario justo, que el alza del dólar, que la inflación, que el invierno, ahora que el verano; pero lo que hay que hacer, por lo menos de nuestra parte, es buscar un salario digno para todos los trabajadores", afirmó Gómez. El ministro de Trabajo, Luis Eduardo Garzón, señaló que espera que "este año el salario sea concertado en la mesa", aunque indicó que el panorama es complejo por cuenta de la tendencia alcista de la inflación.