Cargando contenido

Imagen referencial // Foto: Ingimage



Falta de educación en emprendimiento, altos impuestos y escasos recursos, son los principales factores que más desmotivan a los adolescentes para emprender y poner a funcionar una idea de negocio.

En Colombia, según un informe de la Dirección de Emprendimiento de la Universidad Antonio Nariño, la decisión de hacer empresa ha presentado una tendencia a la baja entre los años 2014 y 2016, pasando de una aceptación de 71% al 65%, respectivamente, entre los jóvenes universitarios.

En cifras, el 56% de los colombianos manifiestan que las universidades no están formando emprendedores; en cuanto a financiación, el 17% de los adolescentes empresarios arranca con recursos propios, 13% se endeuda y 7% inicia con capital semilla.

Es así como las Instituciones de Educación Superior deberían mejorar esta percepción y motivar a sus estudiantes a que creen ideas innovadoras de negocio y así responder a los altos índices de desempleo juvenil, que actualmente superan el 16% en Colombia, según cifras del último trimestre (julio – septiembre) del DANE.

Para Claudia Milena Hoyos, jefe de la Unidad de Promoción al Emprendimiento de la Universidad Antonio Nariño, “aunque Colombia cuenta con un sólido sistema en el que intervienen varios actores y que dinamiza la cadena de valor del emprendimiento –pre-incubación, incubación y aceleración de las ideas de negocio–, las cifras siguen mostrando un panorama desalentador”, dijo.

El informa además indica que los impuestos también son un enemigo de los nuevos empresarios, ya que Colombia tiene la tercera tasa impositiva de tributación social más alta del continente con el 68%, superado solo por Argentina y Bolivia.

Otros de los obstáculos es la falta de apoyo para crear ideas de negocio. En el país, de las empresas que empiezan a emprender, en el primer año el 55% de ellas desaparecen, en el segundo el 41% y en el tercero el 31%.

“Elementos como los bajos niveles de innovación, la falta de mercado, el poco dinero en efectivo, la relación precios/costos y productos pobres, entre otros, hacen que los emprendimientos no sean competitivos y fracasen en muy corto plazo”, dijo Hoyos.

Finalmente, la tecnología es otra importante barrera que desenamora a los jóvenes que quieren hacer empresa. Pese a que son nativos digitales, muy pocos tienen recursos para invertir en este rubro. Según el informe, en Colombia el 27% de las personas utilizan tecnología de más de cinco años, y más del 54% emplean equipos aún más rezagados.