Un reciente informe de la firma especializada KPMG revela que en América Latina se comercian cada año un promedio de 46 billones de cigarrillos de contrabando, lo que equivale a más de 2 billones de cajetillas ilegales. (Lea acá: Gobierno espera recaudar $1.6 billones este año por cuenta del impuesto a los cigarrillos) Este negocio del contrabando deja por esta vía ganancias por US$3.8 millones de millones, señala el informe. Para el caso de Colombia, el informe señala que las pérdidas en materia de recaudo tributario, por cuenta del contrabando de cigarrillos, asciende en promedio a $108.000 millones. Por su parte, la Alianza Latinoamericana Anti contrabando (ALAC) señala que la pérdidas que deja el contrabando en la región ascienden a US$80.000 millones. Mientras que en Colombia, esta cifra es de US$6.000 millones. Esto quiere decir que una lucha efectiva del país contra este flagelo se traduciría en 4,6% del PIB, lo que traduce en alrededor de $35 billones. Así mismo, una lucha eficiente anticontrabando dejaría como beneficio 148.355 empleos y un aumento del 14,1% en el valor agregado a industrias como la manufacturera. Este tema del contrabando será tratado por la ALAC, los días 24 y 25 de octubre en Guatemala, con representantes de 13 países, entre ellos Colombia.