Cargando contenido

El presidente de la Andi manifestó que causa temor la posición de Petro sobre el sector minero

Minería
Colprensa

El presidente de la Andi, Bruce Macmaster, no dudó en expresar su preocupación por la posición que en torno al sector minero colombiano viene impulsado, como parte de su campaña presidencial, el candidato Gustavo Petro.

Para el vocero de los empresarios del país, quien afirmó que respeta las opiniones de los candidatos a la Presidencia en general, promover medidas que desfavorecerían a un sector clave de la economía no se saludable para un país donde más del 50% de las exportaciones nacionales son jalonadas por esta industria.

Destacó además que el sector, sólo en el 2017, atrajo el 25% de la inversión extranjera que llegó al país y representó el 6,1% del Producto Interno Bruto.

A su juicio, se ha apremiante que ante los desafíos actuales del país se debe ver al sector minero-energético como un aliado importante para seguir impulsando el desarrollo en Colombia y más por los recursos que vía regalías representa para los territorios.

"Respeto mucho la posición de todos los colombianos y de los candidatos, sí me preocupan sus expresiones alrededor del tema energético y del tema minero porque en este momento lo que hay que hacer es hacer las cosas bien. En este momento hay que apoyar a quienes hacen las cosas bien, que las hacen legalmente y dentro de la normatividad que existe en Colombia", afirmó.

Macmaster sostuvo frente al sector que se debe pensar en fortalecerlo, para lo que se hace urgente establecer acciones para atacar problemáticas como la extracción ilegal de hidrocarburos, aspecto que espera sean atendidos por el próximo gobierno.

El candidato Gustavo Petro fue invitado por el gremio a un debate con varios aspirantes más a la Presidencia. Acto al que declinó como también lo hicieron Sergio Fajardo, Marta Lucia Ramirez y Alejandro Ordóñez.

Sólo al debate, que se desarrolló en el marco de la séptima versión de Colombia Genera que se realiza en Cartagena, participaron Iván Duque, Germán Vargas Lleras y Juan Carlos Pinzón. 

Para Duque, se hace necesario reducir los costos de transporte de materias primas y de modificar el sistema de regalías actual, sin que la actividad extractiva sea la única fuente de recursos para el país: “no podemos cruzar los dedos y depender del precio del petróleo”, mencionó Duque con respecto a que el gasto social haya dependido en el pasado de una bonanza transitoria.

Por su parte, Pinzón recalcó que el desarrollo minero-energético y de hidrocarburos “no es una opción, es un deber”, incluso si se pretende hacer una transición hacia el uso de energías alternativas. Hizo énfasis en la necesidad de establecer lazos y responsabilidades entre el sector privado y el gobierno, para el desarrollo y la riqueza del país y en validar opiniones técnicas y científicas por encima de posturas ideológicas con respecto a la posibilidad del fracking.

Vargas Lleras destacó como “problemas transversales” de este sector: el abuso que se ha hecho tanto de las consultas previas como de consultas populares, las demoras en los trámites de licenciamiento, la inestabilidad en la seguridad jurídica y la minería ilegal, que se ha consolidado como “principal fuente de financiamiento para los grupos al margen de la ley”.

A este debate había confirmado su asistencia el candidato Humberto de La Calle, sin embargo éste no acudió al auditorio del Centro de Convenciones Julio Cesar Turbay Ayala.

Con unanimidad se presentó por parte de los tres candidatos un llamado a que otras voces que le han restado importancia al sector minero-energético, planteen sus propuestas al respecto.
 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido