Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Presidente de la ANDI, Bruce Mac Master
Colprensa

El presidente de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi), Bruce Mac Master, anunció que fue presentada una propuesta al Gobierno para evitar que se toque el IVA y se cobre renta a las personas naturales, especialmente a los de clase media.  

“Nuestra propuesta permitiría atender la sostenibilidad fiscal que requiere la Nación, en razón de todos los gastos que se produjeron en la pandemia y mantendría una parte del gasto social que se ha venido planteando”, explicó Mac Master. 

La propuesta del gremio propone que se aplacen dos beneficios particulares que habían sido contenido en la Ley de Financiamiento del 2019. El beneficio de la devolución del ICA y la reducción del impuesto de renta.  

Le puede interesar: Recaudo de impuestos llegó a los $ 40,93 billones entre enero y marzo de 2021

“Con la devolución del ICA hay cerca de $7 billones y en el beneficio de la reducción del impuesto de renta que hay que recordar que pasaba del 33% al 30%, cada punto de renta vale cerca de $1.9 billones, de manera que alrededor de esos tres puntos valen $5.7 billones. Entonces, en estos rubros tenemos $12,7 billones que estarían disponibles prácticamente de manera inmediata para poder atender las necesidades”, agregó el presidente de la Andi, en entrevista con La FM.  

Asimismo, manifestó que “estamos diciendo que probablemente debería presentarse un esfuerzo de las personas naturales con patrimonios superiores a los $5.000 millones para que paguen durante un par de años el impuesto al patrimonio que se ha venido pagando hasta ahora del 1%”.  

Mac Master señaló que “con esto sobre la mesa habría una forma sencilla, efectiva, solidaria y donde además no corremos el riesgo de afectar a la población que ha tenido grandes efectos por la pandemia y que probablemente pudiera atender las necesidades que tenemos que evidentemente ante una situación crítica como la que ha tenido que vivir las finanzas públicas del país pues tiene que reaccionar y tiene que hacerlo bien para poder mantener la calificación de riesgo”. 

Adicionalmente, dijo que “no hay la menor duda de que Colombia en algún momento de su historia económica tiene que migrar hacia lograr tener un esquema donde las personas paguemos más impuestos y en el cual eventualmente se produzca un equilibrio, por ejemplo, la estructura del IVA”.  

“La reflexión que está detrás de lo que estamos diciendo, es que probablemente esté no sea el momento. Esta reforma tributaria se da solamente porque se presentó la pandemia, la única razón por la que estamos abocados a una reforma tributaria adicional a la presentada en 2019, pues se cayeron los ingresos del Estado y aparecieron unas necesidades sociales que hubo que financiar”.  

Lea también: Este es el momento de invertir en Colombia: Duque en macrorueda de negocios 

Mac Master indicó que “lo que nosotros estamos proponiendo es que no entremos en la conversación, no entremos en la historia económica actual en el tema de impuesto de renta a personas de ampliación de la base, no entremos en el tema del IVA y en cambio sí, nos concentramos en lo mencionado”.   

El presidente de la Andi subrayó que “en este momento se necesita financiar cerca de $97 billones que fue el mayor endeudamiento que adquirió el Estado. Si usted hace créditos por diez años se pagan $15 billones anuales, si usted lleva los créditos a 20 años requiere de $10 billones anuales y si los lleva a 30 años requiere de $7 billones u $8 billones. El Estado ha venido financiándose en promedio a 20 o 22 años, entonces seguramente lo seguirá haciendo a este plazo, de manera que requerimos solamente de $10 billones”.   

“De manera que hay oportunidad de jugar con esas finanzas públicas bien, básicamente centrándose en aplazar los beneficios que efectivamente se habían producido para Colombia y que son importantes para la competitividad del país. Detrás de esto hay un acto de solidaridad muy fuerte por parte del empresariado colombiano", sostuvo. 

Indicó que "si se logra tener una tributaria que no toque a las personas nosotros podemos eventualmente asumir con el aplazamiento de esos beneficios temporales, asumir las necesidades que en este momento tiene el Estado”.  

También hizo énfasis en que la gran preocupación es el tamaño de la reforma, pues según el dirigente gremial,  en este momento el país no se encuentra en sus mejores condiciones económicas.

“La clase trabajadora está golpeada, hay desempleo creciente, los hogares hay tenido un impacto en sus finanzas y con el hecho de que es una reforma demasiado grande que tenemos que financiar al Estado, no podemos perder la calificación de riesgo”, sostuvo.  

Concluyó diciendo que “esta propuesta ha sido conversada con empresarios y están muy de acuerdo, pues es un acto solidario, pero todos tenemos la preocupación de la temporalidad. No es lo que nosotros quisiéramos, más bien es una oferta para el país, es una manera distinta de atender las necesidades grandes. Y dejar esos cambios estructurales para otro momento de la historia donde sea más propicio”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.