Cargando contenido

El centro de estudios advierte que la economía del país se verá fuertemente afectada por la expansión del coronavirus.

Son varios los elementos a tener en cuenta en el crecimiento de la economía en Colombia.
Son varios los elementos a tener en cuenta en el crecimiento de la economía en Colombia.
Foto: Ingimage

La Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) señaló que debido al impacto del coronavirus la economía del país se verá fuertemente afectada, por lo que revisó a la baja su pronóstico sobre el crecimiento del país para el presente año. 

El centro de estudios económicos inicialmente estimaba que la economía colombiana se expandiría un 3,4%, pero ante el fuerte choque que ha sufrido el país y el mundo por cuenta del Covid-19 ahora se estima un crecimiento de entre 1,8% y el 2%.

Se advierte que “en caso de persistir la crisis de salud pública, el escenario macroeconómico del país podría ser más complejo, con una desaceleración del PIB hacia el rango 0.5% y 1%”.

Lea también: Standard and Poor's reduce perspectiva de Colombia a negativa

Para la entidad los impactos sobre el bienestar, los ingresos, el consumo, el empleo y la pobreza serán demasiado grandes y de difícil recuperación posterior. 

Ante esta situación, Anif cree pertinente la implementación de un plan que reactive la economía, el cual debe desarrollarse en cuatro etapas: en primera instancia se sugiere un aislamiento para los más vulnerables, como los adultos mayores y los enfermos crónicos, quienes deben mantenerse confinados después del 13 de abril para salvaguardar su salud y su vida. 

El segundo paso es que la población menos vulnerable retorne a las actividades productivas para reiniciar la economía, manteniendo -por supuesto- las medidas básicas para evitar contagio.

“Por ejemplo, algunas restricciones de aglomeraciones de personas y continuar con las campañas de salud pública para la prevención del virus”, indica Anif. 

Información relacionada: Los escenarios de la economía de Colombia para el 2020

La tercera fase contempla la realización de pruebas masivas de diagnóstico y aislamiento a las personas que tengan resultado positivo, lo que requerirá de un equipo de salud y epidemiología fortalecido en todos los departamentos y que se reserve parte de los recursos de liquidez anunciados por el Gobierno. 

Por último, se habla de una atención adecuada en hospitales y clínicas a las personas con complicaciones de salud, incluso se recomienda habilitar otro tipo de instalaciones para ampliar así la capacidad instalada de atención.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido