En estos nuevos billetes el cambio se verá en que ya no se leerá la palabra mil.

Nuevos billetes
Billetes
Banco de la República

El Banco la República de Colombia reveló los bosquejos de lo que serán los nuevos billetes sin los tres ceros, que entrarían en circulación desde el 2019 si el Congreso de la República aprueba el proyecto que el Gobierno presentará el 16 de marzo.

En estos nuevos billetes el cambio se verá en que ya no se leerá la palabra mil, sino que estará la palabra nuevos. Es decir, que el billete de 50 mil pesos cambiará a 50 nuevos pesos. (Lea: Fiscal propone eliminar los tres ceros para acabar con caletas de las Farc). 

Según expresó este miércoles el gerente del Banco de la República, Juan José Echavarría, el costo de este cambio podría ascender a $400.000 millones.

Es decir, $100.000 millones más que lo calculado por el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, quien dijo que el proceso tendría un costo de $300.000 millones.

El gerente del Banco de la República Juan José Echavarría también indicó que "el Banco trabajará de manera conjunta con el Gobierno en el desarrollo de este proyecto. Una vez el proyecto haya cumplido su trámite en el Congreso, el Banco apoyará esta iniciativa siempre y cuando estén dadas las condiciones para ejecutarlo".

El directivo manifestó que el Emisor, "considera que el período de transición, durante el cual circularán de manera simultánea billetes y monedas de la actual y de la nueva unidad monetaria, debe ser de 3 años"

"Se considera que el año 2020 es el momento oportuno para iniciar el período de transición, dado que en ese año habrá terminado el reemplazo de los billetes de la antigua por la nueva familia", explicó.

Echevarría recalcó que "los billetes de la nueva unidad monetaria mantendrían el diseño y los elementos de seguridad de la nueva familia". 

Apuntó que "el Banco de la República considera que las condiciones macroeconómicas del país son estables y que la inflación se encuentra en niveles bajos, dentro del rango y muy cerca a la meta de 3 por ciento".
 

Medida

En esta oportunidad este cambio iría además encaminado a golpear las finanzas de las organizaciones criminales y dejar sin valor las caletas de la hoy exguerrilla de las Farc.

En este aspecto el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, le pidió al sector financiero estar alerta para no dejar que las organizaciones criminales vayan cambiando desde ya los billetes viejos por la nueva denominación.

En diálogo con RCN Radio, Cárdenas Santamaría afirmó que "nadie puede llegar a un almacén a cambiar 10.000 millones de pesos, tendrán que ir a un banco y ahí es donde van a ser detectados, o sea que desde ya, dado que este anuncio se hizo, el sistema financiero tiene que estar alerta de que cuando llegue algún individuo a buscar cambiar grandes cantidades de dinero de las denominaciones o de la familia vieja de billetes por los nuevos, se levanten las alarmas".

Indicó que una vez se detecte la actividad sospechosa, los bancos deben de inmediato reportar a través de un sistema que los conecta a la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF) "para que este organismo entre, en asoció con la Fiscalía, a tomar cartas en el asunto". 

Señaló que el cambio de billetes será un proceso que debe hacerse de forma gradual, ya que es un cambio de cultura.

Dijo que para este caso el tiempo de gracia debe ser largo, pero para efectos de golpear las finanzas de las organizaciones criminales, el proceso debería ser corto, para evitar el cambio de los billetes viejos por los nuevos por parte de los delincuentes.

Sostuvo que ve ambiente en el Congreso para que sea aprobada la iniciativa, al tiempo que expresó que este es el momento ideal para presentar esta idea, porque la inflación está controlada, en el 4%.

Recordó que Colombia es la primera o la segunda Nación con billetes de mayor denominación.

Indicó que no tiene porqué haber un impacto en la inflación, ya que el pan que cuesta $200, pasará a costar 20 centavos, "lo otro es especulación, si se decide por el redondeo de cifras".

Encuentre más contenidos

Fin del contenido