Cargando contenido

El Gerente del Banco de la República señaló que es oportuno iniciar la transición para el cambio de los billetes en 2020.

Nuevos billetes
Billetes
Banco de la República

Imagine que estamos en el año 2020. El país ya hizo la transición de los viejos billetes a los nuevos que ya no tienen los tres ceros.  Usted sale de su casa hacia la oficina.  Llega a la estación de Transmilenio, paga el pasaje, y este le cuesta 2 pesos con 3 centavos. 

Se baja en una de las estaciones cercanas a su trabajo. Entra a una cafetería, pide un tinto y el mesero le dice que el costo es de 1 peso.

Hacia el medio día sale de la oficina, se dirige al restaurante de siempre, donde le sirven un suculento almuerzo corriente, o corrientazo. Paga y el almuerzo le cuesta 7 pesos con 5 centavos.

Se acuerda que tiene que pagar el arriendo. Se dirige al banco. Hace la consignación por 500 pesos.

En la tarde, antes de llegar a casa, se mira en una de las vitrinas y ve que debe peluquearse.
Observa una peluquería al final de la esquina y entra. Lo motilan, paga 12 pesos.

En la noche se pone a leer el periódico. Una de las noticias es que el salario mínimo quedó en 781 pesos.

Esta realidad alterna puede que se convierta en el diario vivir de los millones de colombianos, si el Congreso de la República decide aprobar, en la legislatura que comienza en marzo, el proyecto que busca eliminar los tres ceros de los nuevos billetes.

Según el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, esta nueva realidad de pesos y centavos, no tiene porqué afectar la inflación, ya que es un proceso de cambio en la cultura de los colombianos, pero sin consecuencias para el costo de vida.

"Aquí no se va a aplicar el redondeo que les preocupa a algunas personas. Supóngase el caso de un almuerzo que cueste hoy lo de $9900, que una persona lo paga con un billete de $10.000 y recibe a cambio una moneda de $100, en el futuro ese almuerzo costará $9 pesos con 90 centavos, entonces pagará con un billete de $10 iba a recibir de vueltas una moneda de 10 centavos", explicó Cárdenas.  

Señaló que el cambio de billetes será un proceso que debe hacerse de forma gradual, ya que es un cambio de cultura.

Dijo que para el caso del cambio en la cultura, el tiempo de gracia debe ser largo, pero para efectos de golpear las finanzas de las organizaciones criminales, el proceso debería ser corto, para evitar el cambio de los billetes viejos por los nuevos, por parte de los delincuentes.

"Hay que buscar el equilibrio, y por eso el Congreso es clave en ese aspecto, yo he propuesto en el proyecto que presentaremos al Legislativo, que se le dé facultades especiales al Banco de la República, que goza de un prestigio en la sociedad, para que lidere esa transición", sostuvo.

No obstante, para dirigentes gremiales como Guillermo Botero, de Fenalco, existe la preocupación porque se presente un fenómeno de especulación en los precios de algunos productos y servicios.

Sin embargo, si hoy se realizara el cambio en los billetes nuevos con la eliminación de los tres ceros así sería la conversión:

Salario mínimo: pasaría de $781.242 a $781 pesos con 24 centavos.

Pasaje Transmilenio: pasaría de $2300 a 2 pesos con 3 centavos.

Arriendo promedio: pasaría de $500.000 a 500 pesos.

Almuerzo corriente o 'corrientazo: pasaría de $7.000 a $7 pesos.

Matrícula promedio del colegio: pasaría de $6000.000 a $600 pesos.

Corte de cabello: pasaría de $12.000 a $12 pesos. 

Un tinto promedio: pasaría de $1.000 a $1 pesos.

Sin embargo, la última palabra la tendrá el Congreso de la República.
 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido